Ciudadanía, democracia y educación

Concepto de ciudadanía y retos que se nos plantean:

         Es un concepto que atañe al ámbito personal pero, sobretodo, al ámbito social.
         Es un concepto vivo, dinámico, no estático; obliga a reconsiderar cuestiones como la identidad y el concepto de cultura
         Concierne a derechos y deberes básicos: igualdad (de género, …), participación, trabajo (inserción laboral), educación, vivienda, sanidad, justicia, …
         En un momento de cambio vivimos nuevas dinámicas sociales, en la que los flujos migratorios son el elemento más significativo.
         Surgen escenarios nuevos y requieren nuevas respuestas, destacando como imprescindibles procesos democráticos de participación.
  
Algunos interrogantes para el debate
 
  1. ¿Qué es ser ciudadano en la sociedad actual?
  2. ¿Qué relación tiene la ciudadanía individual con la ciudadanía social o colectiva?
  3. ¿Qué es ser ciudadano en la institución escolar?
4.      ¿Qué concepto “ciudadanía” (abierto, inclusivo, y separado del territorio o de la nacionalidad), es el adecuado para contribuir a una idea común y democrática de la comunidad social integrada?
 
La Educación para la Ciudadanía:
 
         Centrada en valores, actitudes… colectivos, compartidos. Con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, como elemento clave.
         En la formación política básica.
         En los derechos y deberes de las personas.
         En los valores de la participación, no sólo en los ámbitos políticos establecidos, sino también en los que surgen de las diversas dinámicas sociales.
         En la implicación y la solidaridad.
         En los nuevos valores de la sostenibilidad, de la ecología y del respeto al medio .
         En los de la igualdad i no discriminación entre todas las personas: genero, opciones sexuales, …
         En el valor de las emociones.
         Debe permite trabajar la inclusión y la cohesión sociales.
         No puede ni debe circunscribirse únicamente al ámbito de una asignatura.
         Relación estrecha con los derechos y deberes del alumnado, que deben vivirse en el centro en base a los objetivos educativos que se vayan planteando de manera escalonada, gradual, a lo largo de las diferentes etapas educativas..
 
Algunos interrogantes para el debate
 
1.      ¿Qué relación debe mantener el desarrollo curricular de la Educación para la Ciudadanía y Derechos Humanos (en adelante ECDH) con el conjunto de conceptos y valores de solidaridad, integración y participación?
2.      ¿Qué conceptos y qué instituciones democráticas deben ser enseñadas, aprendidas y practicadas en el desarrollo curricular de la ECDH?
3.      ¿Cómo abordar el refuerzo y la valoración de lo público como lo común y bien colectivo en el desarrollo curricular de la ECDH?
4.      ¿Qué formación inicial y permanente debe facilitarse al profesorado encargado del área / asignatura de ECDH
 
La Educación para la Ciudadanía en el conjunto del centro y en la relación con el entorno
 
         No puede existir una educación para la ciudadanía aislada en el aula y sin relación con el entorno inmediato y general.
         La EC tiene carácter transversal en el ámbito del centro e implica múltiples actuaciones, de carácter y tipología diversa, basadas en los valores que deben impregnar todo el funcionamiento del centro.
         En general tendrán que ver con los valores de la solidaridad, la participación, la implicación en proyectos comunes y comunitarios, … potenciando los valores de lo colectivo.
         Actuaciones a realizar de manera periódica en el centro, ordenadas por ciclos o cursos.
         Actuaciones que tendrán que ver con aniversarios, celebraciones de acontecimientos, … de tipo general o local.
         Actuaciones específicas que se incluyan en el Plan Anual de centro y que estarán en relación directa con acontecimientos o problemáticas del entorno inmediato.
         Debe coordinarse con la acción tutorial y modelo de actuación para la tutoría.
         En la tutoría entendida básicamente como asamblea de clase los valores democráticos y de la participación deberán presidir el proceso así como la reflexión y aplicación a escala inmediata de los conocimientos adquiridos sobre los derechos y deberes básicos.
         Implica vivir la democracia en el centro, en su propia organización, y implica dar voz y voto al alumnado.
         Implica también dotar de espacios de decisión a las familias, más allá de los formalmente establecidos por ley.
 
 
Algunos interrogantes para el debate
 
1.      Teniendo presente que el concepto y la práctica de la verdadera democracia incluye el concepto de participación, ¿cómo puede fomentarse dicha participación real y continuada y no sólo simbólica de todos los sectores educativos en los centros?
2.      ¿Cómo introducir la positividad del concepto y la práctica de la interculturalidad y la diversidad en las programaciones de centro y de aula de la ECDH?.
3.      Teniendo en cuenta la tradición democrática de una parte sustancial de nuestra historia educativa y la trayectoria recorrida en este ámbito por los MRPs, ¿cómo puede revitalizarse la práctica pedagógica en los centros y qué experiencias o “buenas prácticas” pueden ser consideradas valiosas para estas tareas?
4.      ¿Qué requisitos deben cumplir los recursos y materiales educativos para su utilización idónea en el área / asignatura de ECDH?
5.      ¿Qué estrategias de sensibilización y que líneas de formación serán las más adecuadas y necesarias para todo el profesorado de los claustros en relación con las finalidades y objetivos de la ECDH, para su traslado al conjunto de áreas, materias y actividades del centro?
6.      ¿Qué responsabilidades caben a los Equipos Directivos de los Centros en la organización de las condiciones favorables para la asignatura y el área de ECDH? ¿Es necesaria la elección de una persona como responsable de la coordinación y dinamización de actividades es la vía más recomendable?
7.      ¿Qué transformaciones es preciso planificar y realizar en la estructura de los centros y en sus órganos de gobierno y representación para conseguir un entorno educativo coherente con los principios, fines y valores de la ECDH?
8.      ¿Qué actitud y que conocimiento e implicaciones le corresponde al conjunto del profesorado de los centros en relación con la dimensión transversal del área de ECDH?
9.      ¿Cómo conseguir que los objetivos y las actividades de ECDH impregnen toda la vida educativa del centro y sean asumidos de manera real e integral en el plan de centro?
10. ¿Qué papel y que actividades deben ser propias de los padres y madres en su participación en la vida de los centros en relación con la ECDH?
11. ¿Entendiendo la comunidad educativa como la comunidad global, ¿qué papel y qué relaciones pueden establecerse entre los agentes educativos externos (ONGs, Estructuras municipales, asociaciones, etc.) y los centros?
12. ¿Cuál debe ser la postura y el estilo educativo que debemos reclamar a los medios de comunicación, en su papel de transmisores de valores, actitudes y comportamientos, en relación con la ECDH?
13. Educación para la ciudadanía como eje transversal ¿Qué aspectos deben configurar este eje en la vida de los centros?
 
La Educación para la Ciudadanía en el aula
 
         Aunque una asignatura específica no responde a nuestros planteamientos iniciales, debemos verla como una oportunidad para dotar de espacio, tiempo y organización a este aspecto educativo básico, y para dinamizar el trabajo de centro.
         La asignatura debe tener como referente los objetivos generales establecidos.
         Debe utilizar métodos y materiales participativos, democráticos,… que no contradigan los propios objetivos específicos de la asignatura.
         Objetivos y contenidos deben estas adecuadamente graduados en les etapas y ciclos.
         Deben ser equivalentes, estar coordinados, con los contenidos relacionados que se dan en las áreas de conocimiento del medio, básicamente Ciencias Sociales, pero también Naturales. Donde corresponda también con los de Filosofía.
 
Algunos interrogantes para el debate
 
  1. ¿Qué relación debe tener con la educación para la ciudadanía el proyecto educativo y de convivencia de los centros?
  2. Teniendo en cuenta que la ECDH debe ser algo más que un discurso teórico sobre valores y comportamientos cívicos, ¿qué tipos de actividades y proyectos deben introducirse en las programaciones de centro y de aula?
  3. ¿Cómo integrar positivamente los planes y actividades de Ecuación para la convivencia y educación para la paz, en el concepto general curricular de la ECDH?
  4. ¿Qué relaciones curriculares deben establecerse entre la ECDH y las áreas transversales de educación para el consumo, educación vial, educación ambiental, educación intercultural, educación para la igualdad de género, etc.?
  5. ¿Qué conjunto de declaraciones, tratados, convenios y normas supranacionales deben incluirse para su conocimiento en el currículo de ECDH?
  6. ¿Qué estrategia, actividades y recursos educativos deben utilizarse para desarrollar el sentido y la actitud crítica del alumnado en relación con la ECDH?
Documentación de referencia:
 
Manuel Delgado.- Círculos virtuosos. Nuevos lenguajes para la exclusión social. Ed Universidad de Barcelona.
 
Miquel Angel Essomba.- (coord.) Educación e inclusión social de inmigrados y minorías: tejer redes de sentido compartido. Madrid : Praxis, 2003.
 
Samir Naïr .- Cinco ideas falsas sobre inmigración. El País, 16/05/2002.
 
Carles Navales.- Europa siglo XXI. La Factoría nº 21, junio/septiembre 2003.
 
Gregorio Peces-Barba .- La educación para la ciudadanía. El País, 18/09/2006.
 
Luis María Cifuentes.- Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos. El País, 18/09/2006.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...