Ceapa denuncia la «campaña de falsedades» de los obispos contra Educación para la Ciudadanía

Afirman que forma parte de una estrategia ideada por la jerarquía de la Iglesia Católica para mantener sus privilegios e influencia social

Según Mercedes Cabrera "el sistema educativo debe formar en los valores comunes que permiten la convivencia en sociedad"

 

La Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (Ceapa) acusó ayer a los obispos de haber iniciado "una campaña de falsedades y manipulación" contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía.


En una resolución, la Ceapa señaló que esta asignatura promueve los valores que emanan de la Constitución y de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, "lo que hace inexplicable la objeción de conciencia, que no ampara la ley en este caso".


Ceapa no entiende que sea objeto de una campaña "tan agresiva" una asignatura que desarrolla contenidos como la enseñanza de hábitos cívicos, el funcionamiento de los regímenes democráticos, los derechos del niño o la dignidad de la persona.


La confederación laica de padres hace un llamamiento a la responsabilidad de quienes promueven la objeción de conciencia, "arrojando a algunos padres y madres a la ilegalidad".


Ceapa recuerda que ésta no es una asignatura optativa, sino obligatoria, aprobada por el Parlamento en el marco de la Ley Orgánica de Educación.


"Esta campaña forma parte de una estrategia ideada por la jerarquía de la Iglesia Católica para mantener sus privilegios e influencia social, ante la secularización de la sociedad en las últimas décadas", agrega la resolución.


Para la Ceapa, la cúpula episcopal "actúa de manera irresponsable, porque sitúa en el centro de sus acciones al sistema educativo y desvía la atención de la opinión pública sobre los verdaderos retos que el sistema educativo tiene que afrontar durante los próximos años, para adaptarse a las necesidades de la sociedad del siglo XXI".


El Ministerio de Educación responde

El Ministerio de Educación también repondió al llamamiento ciudadano que han hecho los obispos a resistirse con todos los "medios legítimos" a la asignatura de Educación para la Ciudadanía advirtiendo nuevamente de que esta materia es "obligatoria", está dentro de una ley aprobada por el Parlamento y "no atenta contra la moral de nadie".

En un comunicado, el departamento de Mercedes Cabrera reiteró que esta asignatura es "habitual en los demás países de la UE", y aseguró que "el sistema educativo debe formar en los valores comunes que permiten la convivencia en sociedad".

"Pretender instalar la moral en el ámbito estrictamente familiar es desconocer que el abanico de las relaciones de un ser humano desborda ampliamente el entorno de sus familiares y que sus comportamientos necesariamente afectan al resto de la comunidad en la que vive".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...