CDC y PSC abren juntos la puerta a una futura regulación del burka

Los dos partidos señalan al islamismo radical como el gran problema de fondo Colom y Prados se comprometen a propiciar cambios en la mezquita de Lleida

Con una amplia base de acuerdo, los responsables de inmigración de CDC y el PSC, Àngel Colom y Consol Prados, respectivamente, plantean por primera vez las condiciones de una futura regulación del velo integral, con el argumento de que tras la prenda está el problema del islamismo radical. Un peligro que coinciden en que se debe combatir con expulsiones si es preciso. Con todo, convergentes y socialistas siguen sin lograr un pacto contra el uso electoralista de la inmigración.

Àngel Colom: Hoy por hoy no es una prioridad, pero en CDC creemos que en algún momento se debe legislar la prohibición del niqab y el burka en toda Catalunya. Quizá ahora no, pero en algún momento se tiene que hacer.

Consol Prados: Nosotros no nos negamos a la regulación, pero queremos hacer las cosas bien hechas. Para evitar el burka hay que potenciar la educación, la formación, la inserción de estas mujeres en el ámbito ciudadano y de relaciones… Y sobre todo, combatir aquellas situaciones que puedan favorecer prédicas radicales. El problema no es la mujer, sino que estas prácticas y situaciones puedan radicalizarse y es lo que tenemos que combatir.

À. C.: Sí, la presencia de mujeres con velo integral no es más que la punta del iceberg de la existencia en Catalunya de grupos reducidos con predicadores radicales peligrosos que tenemos que aislar social y políticamente. Y que en algún momento debemos poder expulsar.

C. P.: No debemos permitir ni estas prédicas ni estas prácticas. Por tanto, el debate no es tanto el del burka, porque igual se legisla al respecto pero no sabemos lo que de efectivo tiene esto¿

À. C.: Si se prohíbe, nosotros somos partidarios de que sea en todas partes. Desde CDC creemos que este tipo de prendas denigran a las mujeres, pueden poner la seguridad en peligro y detectan un pensamiento radical antidemocrático. Cuando se haga, se debe prohibir en todas partes.

C. P.: Tenemos que pensar que la prohibición no signifique que la mujer se quede encerrada en casa¿

À. C.: Ya haremos políticas para sacarlas de casa, pero no por eso debemos ser blandos en este tema.

C. P.: Nosotros tampoco somos blandos . En estos temas, claros y contundentes. Quizás no se trata solo de la prohibición del burka, sino de la integración de las mujeres en plena igualdad. Las dos cosas.

À. C.: Totalmente de acuerdo. Las dos cosas.

C. P.: Si no acompañas una con otra, la medida no tiene efectividad.

À. C.: Quiero subrayar que la inmensa mayoría de los musulmanes en Catalunya son gente que cumple las leyes y practica un islam favorable a los valores europeos y catalanes. Pero hay una minoría que defiende unos valores incompatibles con Catalunya y Europa. El imán de la mezquita de la calle del Nord de Lleida era uno de ellos y el nuevo equipo de la mezquita sigue manteniendo los mismos valores. Consol, vuestro alcalde Àngel Ros mantiene el convenio con este equipo, que son radicales y disgregadores. Hablad con el alcalde, que rompa el convenio y que busque el consenso con nosotros en el ayuntamiento para encontrar un equipo plural que represente bien a los musulmanes de la ciudad.

C. P.: El alcalde Àngel Ros está trabajando estos días con una postura muy clara respecto a unas prácticas y una manera radical de trabajar que no están bien en nuestra sociedad. Y estamos trabajando sobre cuál debe ser esta otra comunidad más moderada. El alcalde y su equipo lo tienen clarísimo.

À. C.: Seguro que llegaremos al acuerdo…

C. P.: Seguro que sí. E insisto: no podemos empezar al casa por el tejado con la regulación a nivel nacional o estatal, pero sí que tarde o temprano deberá haber un pacto en el que pongamos por encima de todo los principios democráticos y constitucionales para que el radicalismo no se sienta cómodo. Las leyes ayudan, pero no todo se soluciona con leyes, sino viendo de qué forma evitamos que la diversidad religiosa sea fuente de conflicto.

À. C.: Respecto a las iniciativas contra el burka en Lleida y El Vendrell, he de decir que contaban con mi apoyo. Convergència no coartará nunca la libertad interna, puede haber opiniones no siempre coincidentes, pero hay una posición clara en CDC: valores incompatibles con Europa no son bienvenidos en Catalunya.

C. P.: Y en el PSC todo el partido está contra estas prácticas. No impulsamos la regulación a nivel local, pero los ayuntamientos tienen competencias sobre sus equipamientos. No podemos elevar a categoría realidades municipales. La alcaldesa de Cunit [que promueve la prohibición] tiene una realidad local¿ Si algún día debemos debatir sobre el burka, el debate debe estar acompañado de otras cuestiones. El peor momento es ahora, porque este debate debe hacerse desde la serenidad.

À. C.: Tampoco nosotros impulsamos el tema en todos los municipios. Acompañamos a los que solicitan estas medidas.

EL CONFLICTO DEL PADRÓN
Endurecer el discurso no frena el racismo

À. C.: Se debe empadronar a todo el mundo, no solo porque la ley lo dice, sino porque sería un error inmenso no conocer cuántos ciudadanos viven en cada municipio. No podemos dejar a toda la gente que vive en Catalunya fuera del sistema de salud, escolar y de los derechos sociales.

C. P.: No es útil endurecer el discurso para tratar de frenar el avance de Plataforma per Catalunya. El problema no es el padrón, sino los parados, y lo fundamental es no abandonar las incertidumbres que vive la gente en su barrio, sino estar presente y dar respuestas a los problemas porque es aquí donde crecen las posturas mas extremas y lo vemos a nivel europeo. Debemos actuar con la ley de barrios, los mediadores y las inversiones no solo urbanísticas sino sociales. Si no lo hacemos así, será terreno abonado para las posturas más extremas. Y que los adolescentes y jóvenes no tengan unas jaulas de oro fantásticas, sino capacidad de prosperar. Si no hay esta movilidad social, el conflicto estará servido dentro de un tiempo y el ejemplo son las banlieues de Francia.

À. C.: Estoy muy preocupado por el enorme fracaso escolar de niños procedentes de la inmigración. Hay un 92% de fracaso escolar en el colectivo marroquí. Además, tenemos que rediseñar el urbanismo porque volvemos a tener guetos urbanísticos. Consol, tenemos que hablar de esto porque si dejamos que haya guetos tendremos un modelo de comunidades rotas.

C. P.: Totalmente de acuerdo en el tema urbanístico. En Salt se ha hecho. Se trata también de adaptar nuestros servicios públicos porque si somos más, nadie se debe ver excluido. Este tema es fundamental.

BUENAS PALABRAS SIN PACTO
El riesgo de caer en el electoralismo

C. P.: Haríamos un favor a toda la ciudadanía poniéndonos de acuerdo en la no instrumentalización de la inmigración. Lo cual no significa no hablar del tema, porque es una realidad. La realidad es tozuda y a la gente le preocupa, y por tanto debemos poder hablar y decir qué trabajo hacer en este tema. Pero creo que la ciudadanía nos agradecería este acuerdo¿

À. C.: El Pacte Nacional per a la Immigració ya incluye este pacto. Lo que nos sorprende es que una vez firmado, partidos del tripartito acusen a CiU de estar detrás de los hechos de Salt.

C. P.: Lo de Salt fue una persona en concreto¿ Todos podríamos sacar declaraciones y contradeclaraciones y no creo que sea esta la finalidad. Ya he dicho que firmaríamos hoy mismo el pacto por la no utilización partidista…

À. C.: Insisto, el pacto ya está firmado.

C. P.: …porque sería un mensaje claro a la ciudadanía…

À. C.: El mensaje es clarísimo tanto de Convergència como de los otros partidos de que estamos por un proceso integrador de país. CDC lidera este proceso desde hace un cierto tiempo. Ya estamos haciendo todo el trabajo que es necesario y vosotros también y otros también, excepto los xenófobos y la actitud oportunista del PP.

C. P.: La gente nos lo agradece y nos dice `no juguéis, no os comportéis de forma táctica con los temas que a la gente nos preocupan¿. El mensaje es que esta es la realidad y vamos a gobernarla.

EL PAPEL DEL GOBIERNO
Centros de extranjeros y recorte de fondos

À. C.: El Gobierno socialista ha reducido a la mitad los fondos de inmigración. Si se debe recortar y tomar medidas, debe ser en otras partidas.

C. P.: El fondo estatal para la integración existe desde que gobierna el PSOE. Además, están la ley de barrios, la ley de acogida, el Pacte per a la Immigració… ¿Que ha habido recortes? Estamos en un momento económico complicadísimo.

À. C.: Esto no se puede recortar, Consol.

C. P.: El recorte no ha sido al final tanto.

À. C.: Y en la nueva ley de extranjería hemos perdido la oportunidad de repensar el papel de los centros de internamiento de extranjeros. ¿Por qué hasta 60 días de internamiento haciendo sufrir de forma absolutamente injusta a gente desorientada, que no sabe si la expulsarán o no?

C. P.: Lo apoyasteis en el Congreso, Àngel¿

À. C.: Pero en el Senado Montserrat Candini [senadora de CiU] introdujo una enmienda y no se aceptó.

C. P.: No nos gustan los CIE, como tampoco queremos inmigración irregular. Se he ha alargado el internamiento porque los trámites administrativos a menudo duran más de lo establecido anteriormente.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...