Cañizares y Rouco, la Iglesia más reaccionaria, contra Educación para la Ciudadanía

La jerarquía eclesiástica madrileña se dedica ahora a cerrar parroquias, como la de San Carlos Borromeo, y a opinar sobre la inconstitucionalidad de los planes educativos del Gobierno aprobados por el Congreso. El Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, advierte también de la amenaza del “totalitarismo radial” de un Estado que quiere educar al hombre y a la sociedad. Su alter ego en Toledo y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Antonio Cañizares, prosigue su incansable campaña a favor de la objeción de conciencia contra EpC. El último episodio ha sido una carta pastoral con orientaciones sobre la asignatura en la que se advierte a los padres “del grave deber de poner los medios necesarios para la formación cristiana de vuestros hijos”.

Y ese “grave deber” es nada menos que optar por la objeción de conciencia contra una asignatura que cuenta con el consenso mayoritario de la comunidad educativa, incluida la FERE-CECA, la gran patronal de colegios católicos españoles. Cañizares reclama también a los feligreses de la Archidiócesis de Toledo que soliciten, un año más, “la asignatura de Religión y Moral católica. No lo olvidéis. Ahora aún es más importante si cabe”.


Rouco opina ahora acerca de los “totalitarismos”
La visita de solidaridad del teólogo de la Liberación Leonardo Boff a la parroquia roja de Vallecas clausurada por Rouco Varela, debe tener al arzobispo madrileño exasperado. Ésta es la explicación que encontramos a la virulencia de su último ataque. Denunció que “cuando el Estado se propone y quiere actuar y actúa como educador de la sociedad y de la nación y no digamos como educador del hombre, se coloca en peligrosa pendiente jurídico-política de caer en la tentación de un totalitarismo radical”.


Además, es “inconstitucional”
Rouco afirmó que EpC es “inconstitucional al vulnerar el artículo 27 de la Carta Magna española” y señaló que “no puede negarse” a los que lo deseen “el recurso legítimo a la objeción de conciencia”. Esta opción, es a juicio del arzobispo madrileño, “recomendada con cada vez mayor insistencia por expertos y profesionales de la educación bien conocidos socialmente y por algunas organizaciones de padres”.


La madre de la objetora, a la derecha del PP
Y con tanta insistencia se ha pedido, que ya se han producido los primeros casos de padres y también de alumnos. El locutor estrella de la emisora de los obispos, Jiménez Losantos, no perdió la oportunidad para entrevistar a Margarita Ponce Zarza, madre de Blanca María Díez, primera estudiante objetora de EpC. Esta madre, indignada, confesó ser voluntaria del Foro español de la Familia y votante del PP, “tapándose la nariz”, ya que los populares le parecen demasiado flojos en sus tesis.


Erre que erre, con Ali Babá
Margarita Ponce confesó haber convencido a su hija después de ver visto en Libertad Digital, (el periódico digital de Losantos), la documentación que servirá para la “perversión de menores”. Además del autobombo, esta madre que presume de estar informada, debería de saber, tal y como ha venido explicando elplural.com y otros muchos medios, que el mentado cómic Ali Baba y los 40 maricones, de Nazario, estaba incluido en una guía contra la intolerancia y el racismo elaborada en 1995, e incluida también en la web del Ministerio de Educación con Aznar, y no es un material destinado a EpC.


Lo que se imagina Losantos
La orgullosa madre aseguró a Losantos que su hija pelea “cuando su madre se lo enseña”. Quitando todo protagonismo a Losantos con su ardor, criticó que “a los 12 y 13 años hacen ya cosas que a usted y a mí no se nos hubieran ocurrido”. “A mí sí se me ocurrían pero en Teruel era imposible”, le confesó Losantos. La madre coraje de la derecha, concluyó, muy a su pesar, valorando los tres años de Gobierno socialista: “Esto no es una democracia ni un Estado de derecho”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...