Cañizares vuelve a la carga política: «Educación para la Ciudadanía es totalitaria»

“Educación para la Ciudadanía es educación totalitaria”. Con esta frase finalizó su intervención Modesto Romero, secretario de la Comisión Episcopal de Enseñanza de la Conferencia Episcopal, que participó, sustituyendo y leyendo una intervención escrita por Cañizares, en la jornada “El derecho de los padres a educar a sus hijos”, organizada por la entidad ArbilBcn en la Universidad Abad Oliva, y en la que intervinieron además, entre otros, Manuel Silva, abogado del Estado que ha presentado el recurso de la Universidad Abad Oliva-CEU contra EPC, así como Jorge Fernández Díaz, diputado del Congreso del Partido Popular e integrantes del Foro de la Familia, una de las organizaciones satélites del PP beligerante con la nueva asignatura.

Cabe recordar que en la actualidad Educación para la Ciudadanía se imparte con total normalidad en 7 Comunidades Autónomas: Asturias, Cantabria, Cataluña, Andalucía, Extremadura, Navarra y Aragón. En el próximo curso escolar, esta asignatura impulsada por la Unión Europea también comenzará a impartirse en el resto de Comunidades del Estado español.


EpC vuelve a ser el mal
Si hace unos meses fue el propio cardenal monseñor Antonio Cañizares quien salió a la palestra con unas declaraciones en las que afirmaba que “quien apoya la EpC está apoyando al mal”, ayer se oyeron proclamas similares. Estaba prevista la presencia del primado de España y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, pero a última hora tuvo que cancelar su visita a Barcelona a causa de una enfermedad. Modesto Romero vino a la capital catalana y leyó la conferencia que Cañizares había preparado.


“Hay que actuar”
En su intervención se escucharon algunas lindezas, como que la alarma que se ha creado en relación a EPC está más que justificada, porque el Estado no puede arrogarse el papel de educador moral. “Hay que actuar. El Gobierno y algunas comunidades se han equivocado cuando han decidido empezar a enseñar la asignatura. Aún estamos a tiempo de impedirlo. EpC no une, sino que divide a los ciudadanos”, explicó Modesto Romero.

Más leña contra Zapatero
El diputado Jorge Fernández Díaz se remontó a la Segunda República para explicar el origen de Educación para la Ciudadanía. “El nacimiento de EpC coincide con el 75 aniversario de la Constitución Republicana, y no es casualidad. No tengo duda de que el objetivo de José Luis Rodríguez Zapatero es avanzar en la laicización de la sociedad, y conseguir la descristianización de España. Por eso es fundamental que el sistema educativo sea laico. Por ese motivo se cargaron la LOCE promovida por el PP. EpC entronca con la Institución de Libre Enseñanza, y está destinada a manipular las conciencias de los niños. Y eso no puede ser, porque los hijos son de los padres, y no del Gobierno”, aseguró Jorge Fernández Díaz, que también relacionó EpC con la masonería.


Otros asistentes
El diputado acudió a la Universidad Abad Oliva arropado por su hermano Alberto Fernández Díaz. Entre el público estaba Juan Carlos Girauta, columnista habitual de Libertad Digital y participante en las tertulias de la Cope de Federico Jiménez Losantos, Cristina López Schlichting y César Vidal.


Poca o nula pluralidad
Manuel Silva, abogado del Estado miembro de Unió Democràtica de Catalunya, Pablo Nuevo, profesor de Derecho Constitucional, Fernando Cortázar, del observatorio para la Objeción de Conciencia y miembro del Foro de las Familias, y Jorge Buixadé, del Foro Catalán de la Familia, también tomaron parte en la cita.

Además, el cepillo

Frases como “los contenidos de EpC son perjudiciales para la formación de las personas” o “utilizan las técnicas y las tácticas marxistas para generar la dictadura de los laicos” arrancaron los aplausos de las casi mil personas que llenaron el Aula Magna de la Universidad Abat-Oliva CEU, en la que se instalaron también mesas para recoger declaraciones de objeción de conciencia a la Eduación para la Ciudadanía. Además, en un momento de la conferencia, dos azafatas recaudaron dinero entre el público para sufragar los gastos de la organización del evento.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...