Campaña en Escocia de la National Secular Society: «Eliminar los representantes religiosos de los comités de educación»

La ley escocesa requiere que los comités de educación incluyan a tres personas religiosas.
En Escocia, los ciudadanos de todas las fes y creencias pueden contribuir a las decisiones sobre educación a través de los procesos democráticos en las elecciones para el Parlamento escocés o los consejos locales. Muchas personas de mentalidad cívica también se ofrecen como voluntarios en los consejos de padres, asisten a reuniones públicas o contribuyen a consultas y debates públicos. Dado todo esto, no tiene sentido que las organizaciones religiosas tengan un rol institucionalmente privilegiado adicional en la política educativa.
¿Cuál es el problema?
La Ley de Gobierno Local (Escocia) de 1973 requiere que las autoridades locales en Escocia designen tres representantes religiosos para sus comités de educación, al menos uno de los cuales debe ser designado por la Iglesia Católica y uno por la Iglesia Protestante de Escocia. Por lo general, son los únicos miembros no elegidos que reciben privilegios de voto. Reservar un papel especial en la formulación de políticas para los representantes de instituciones religiosas específicas es claramente contrario a los principios de igualdad. Excluye automáticamente a la mayoría de los ciudadanos escoceses en función de sus características protegidas de religión y creencias. También crea una jerarquía de inequidad, causada por la concesión de un lugar para los católicos y los miembros de la Iglesia Protestante de Escocia, mientras que los representantes de todas las demás religiones deben competir por el restante.
¿Que estamos haciendo?
• Hacemos campaña por un cambio legislativo para eliminar los puestos automáticos en los comités de educación para los representantes religiosos. Mientras tanto, hacemos campaña para que los consejos ejerzan su poder para eliminar los privilegios de voto de los representantes religiosos.
• Apoyamos las peticiones de 2013 y 2016 de la Sociedad Secular (Secular Society) de Edimburgo y la Sociedad Secular de Escocia, respectivamente, y el proyecto de ley de miembro privado de 2013 de John Finnie MSP; todas ellas buscaron terminar con el privilegio.
• En abril de 2019, el Consejo de Perth y Kinross se convirtió en el primero en modificar sus órdenes permanentes para eliminar los privilegios de voto de los representantes religiosos después de su controvertida intervención en una decisión de cierre de la escuela. Apoyamos al Consejo y escribimos a todas las autoridades locales en Escocia instándolos a seguir el ejemplo.
• En agosto de 2019, volvimos a escribir a todos los Consejos y MSP para instarlos a apoyar nuestras propuestas y asesorarles sobre nuestro nuevo informe principal sobre el tema.
• «Representantes religiosos: no representativos, innecesarios e injustificados» es una encuesta sobre las posiciones del gobierno escocés, los organismos de igualdad y religiosos, así como las 32 autoridades locales en Escocia. El informe examina y refuta sistemáticamente los argumentos presentados para retener a los representantes religiosos. Ha sido respaldado por la Sociedad Secular de Edimburgo (ESS) y la Sociedad Secular de Escocia (SSS), quienes lideraron las peticiones sobre el tema en el Parlamento escocés en 2013 y 2016, respectivamente.
“Las iglesias no han sido propietarias de nuestras escuelas desde 1872. Que subsistan estos privilegios religiosos en educación es equivalente a vender una casa pero conservar una llave de la puerta trasera. Los creyentes religiosos ahora representan menos de la mitad de todos los escoceses, y el cristianismo es un subconjunto más de esa minoría, y los números caen aún más entre los jóvenes. Los grupos de fe sostienen que aportan una sabiduría políticamente neutral a la mesa. Esta es una idea absurda. Presionan al gobierno todos los días con sus propias ideologías. En nuestra campaña de mayo de 2013, la Sociedad Secular de Edimburgo descubrió ejemplos de puntos de vista creacionistas de los nominados religiosos y de los votos emitidos para mantener la segregación sectaria de los niños». Neil Barber (oficial de comunicaciones de la Sociedad Secular de Edimburgo).
«Este acuerdo centenario se estableció originalmente para proteger los intereses de las Iglesias cuyas escuelas se fusionaron con el sistema nacional. Pero seguramente, ahora, podemos estar de acuerdo en que los únicos intereses que importan son los de los niños y la comunidad en general de la que forman parte ”. Profesor Paul Braterman (portavoz de educación de la Sociedad Secular Escocesa).
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...