Cabanas (La Coruña) convertirá la Escola Laica, una de las costeadas por emigrantes gallegos en el primer tercio del siglo XX, en un espacio cultural

El Concello de Cabanas dará continuidad al proyecto de rehabilitación de la Escola Laica para convertirla en un espacio cultural del que hasta el momento carece el municipio y lo hará, una vez más, con el apoyo de la Diputación de A Coruña, que ya invirtió en el inmueble 190.000 euros. Así lo avanzó ayer el alcalde de la localidad, Carlos Ladra, durante la visita institucional que el presidente provincial, Valentín González Formoso, realizó al municipio.

El edificio indiano fue objeto de diferentes fases de reforma  que incluyeron la completa renovación de la cubierta, la eliminación de las filtraciones de agua de la fachada, el acondicionamiento exterior del inmueble y la construcción de un salón de actos en el interior.

“Trátase dun edificio catalogado, un equipamento público que forma parte do patrimonio histórico de Cabanas e que, co seu uso futuro como Casa da Cultura, volverá a ser dedicado aos fins culturais para o que foi creado”, señaló González Formoso.

El presidente provincial recordó que la Diputación invirtió algo más de 2,7 millones de euros en el municipio en los últimos cuatro años, de los que 1,8 procedieron del POS+, que ayudó a sufragar parte de las obras de mejora del inmueble indiano.

Precisamente a este mismo plan es al que tiene pensado recurrir el Concello para ampliar el espacio de aparcamiento del recinto que se queda pequeño para el futuro uso cultural que se le pretende dar al edificio. “Ademais, necesitamos habilitalo por dentro con butacas para o salón de actos, estanterías para usar parte das instalacións coma biblioteca… para o que solicitamos o apoio e a colaboración da Deputación”, afirmó el alcalde, que avanzó la intención del Concello de darle uso a finales de este año.


Acerca de esas escuelas costeadas por emigrantes gallegos en el primer tercio del siglo XX:

«Emigrantes gallegos invirtieron sus fortunas en colegios y centros sociales.

Llegaron cuando pensar en un sistema público de educación para toda la ciudadanía rozaba la quimera. Y nacieron como muestra del agradecimiento hacia la tierra de origen cuando las cosas marchaban bien en lugares apartados del planeta, en latitudes en las que la dispersión y el apego al pueblo no se guían por las costumbres gallegas.»

Consello da Cultura

* «Para muchos era una locura establecer una escuela en sus lugares de origen gestionadas y dirigidas desde América, disputando a la escuela del estado la responsabilidad de instruir a la juventud con idearios que en muchos casos se adelantaban al momento y entraban en confrontación con los establecidos por el Gobierno y la Iglesia.
En tierra de caciques, de atraso secular, sus hijos estaban obligados a una emigración desde la más tierna infancia, difícil lo tenían. Pero al final triunfaron y hasta que la escuela del Gobierno no mejoró ahí estuvieron las escuelas laicas de los emigrantes como referentes de una enseñanza de calidad en la Galicia de la primera mitad del siglo XX

* “Interpelación del Diputado Leandro Pita Romero dirigida al Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes, Fernando de los Ríos, solicitando muestras de gratitud del gobierno para las Sociedades Gallegas de Instrucción domiciliadas en América por las escuelas creadas en España”, Diario de Sesiones de las Cortes Constituyentes de la República Española, nº. 300, 23 de febreiro de 1933, pp. 1380–1382:

   «…La mayor parte de esas escuelas eran laicas o neutras; respondían al deseo de crear un instrumento de cultura en las parroquias, en los lugares donde no los había, y de redimir a los jóvenes, a las generaciones nuevas, del calvario que tuvieron que sufrir las generaciones anteriores, fundadoras y sostenedoras de dichas escuelas, en la lucha por la vida en la emigración. Yo recuerdo que cada vez que había que inaugurar una de aquellas escuelas, era preciso recorrer el vía crucis que suponía remover todos los obstáculos que, desde el Ministerio de Instrucción pública al Gobierno Civil, sembraba la influencia clerical, que había convertido en cuestión de amor propio no dejar abierta ninguna de aquellas escuelas por el hecho de tener, respetuosas con todas las creencias, planes laicos de estudios.»

*Ficha técnica de la Escola Laica de Cabanas (1929)

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...