Bolivia: Ausencia del Presidente y el Gobernador de Cochabamba marca la eucaristía principal de Urcupiña

Ausencia de autoridades y baja de devotos marcan misa de Urkupiña, solo asisten dos alcaldes y concejales

Autoridades del poder Ejecutivo, así como el gobernador Iván Canelas, fueron las notables ausencias que tuvo la misa central de la festividad de la Virgen de Urkupiña que se desarrolló hoy en el municipio de Quillacollo.

El evento no contó con la presencia de las principales autoridades del país, el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera. Tampoco asistió ningún Ministro de Estado.

En 2015 fue el último año en que Morales y García Linera asistieron juntos a la eucaristía de Quillacollo.

En 2016, el Vicepresidente asistió a la misa sin la compañía del Presidente. En aquella ocasión García Linera recibió un abucheo cuando realizaba su ingreso. En 2017 Morales volvió a participar de la misa.

Sin embargo, el año pasado ninguna de estas máximas autoridades acudieron a Quillacollo para la ceremonia religiosa.

Este año tampoco se contó con la presentica del Gobernador Iván Canelas, quien en las últimas gestiones participó de la misa central. A principios de semana la Asociación de Fraternidades Folclóricas Virgen de Urcupiña (AFFVU) declaró “persona no grata” al Gobernador y “enemigo” de la festividad religiosa por no promulgar la ley de departamental que declara al 14 de agosto como feriado.

La misa contó con la participación del autoridades municipales y departamentales, entre los que se destacaron el alcalde suplente de Cochabamba, Iván Tellería, del alcalde suplente de Quillacollo Willy López, así como concejales y asambleístas.

“Vine a pedir a la Virgen de Urcupiña a que me ayude a culminar la gestión, en este poco tiempo los proyectos que podamos encarar”, manifestó Tellería.

Asimismo, se hicieron presentes los candidatos a presidente y vicepresidente de la alianza Bolivia Dice No, Óscar Ortiz y Shirley Franco. “Pedirle que bendiga al pueblo boliviano que nos ilumine unos muestre el camino que debe seguir Bolivia y construir un mejor país”, manifestó Ortiz.

“Hemos venido a encomendarnos a la Virgen de Urcupiña para que tengamos una contienda electoral justa, para que se nos permita competir con altura y cese el daño que quiere generar la clase política”, expresó por su parte Franco.

Por otro lado, también se notó una disminución de los devotos con relación a otros años. Los feligreses que acudieron recibieron a la Virgen con pañuelos blancos extendidos al viento; la misa fue procedida por el arzobispo Óscar Aparicio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...