Bildu alega la «defensa del laicismo» para justificar que no irá a la ceremonia de La Salve en San Sebastián

COMENTARIO: Esta debía ser la actitud de todas las instituciones en un Estado aconfesional. Como personas cada uno tiene su libertad de conciencia y puede acudir a un acto religioso o no, conforme a sus creencias o convicciones. Pero como institución pública, no debe acudir a una ceremonia religiosa, sea de la confesión que sea, pues con ello se produce una cunfusión entre el Estado, que somos toda la ciudadanía, cada cual con sus convicciones personales, y una opción particular.


El equipo municipal de Bildu en San Sebastián ha decidido no enviar a ningún representante, de forma oficial, a la tradicional Salve del 14 de agosto. El alcalde, Juan Karlos Izaguirre, quiere defender el “laicismo del ayuntamiento”, aunque dará libertad a sus concejales para que decidan, a título personal, si acuden a la ceremonia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...