Benedicto XVI vinculó a la «teoría del género» con «el ataque a la familia»

En un discurso dirigido a la curia romana aseguró que se «está experimentando un verdadero ataque a la estructura de la familia formada por padre, madre e hijo».

El papa Benedicto XVI realizó ayer su mensaje de Navidad y volvió a transitar los consabidos caminos del rechazo a la legalización del matrimonio homosexual y el derecho de sus cónyuges a adoptar.

El pontífice citó al rabino francés Gilles Bernheim, que se sumó a la Iglesia católica y otras religiones oponiéndose a los planes del gobierno socialista en Francia, que pretende legalizar los matrimonios del mismo sexo.

Bernheim ha mostrado "en un estudio sumamente conmovedor y muy detallado que el ataque que actualmente estamos experimentando contra la verdadera estructura de la familia, formada por padre, madre e hijo, es mucho más profundo", dijo Benedicto.

Benedicto XVI dijo que la que "se presenta como una nueva filosofía de la sexualidad", la teoría del genero, es una "falacia", pues contiene "profundos errores", al negar que el ser humano ha nacido hombre o mujer, manipula la naturaleza y atenta contra la familia y la dignidad del hombre.

El Papa hizo estas afirmaciones en el discurso que dirigió a la Curia Romana con motivo de la Navidad, en el que también recordó su viaje a México y a Cuba y el Encuentro Mundial de las Familias católicas celebrado en Milán en junio pasado.

En un largo discurso ante cardenales, arzobispos, obispos y sacerdotes que prestan servicio en el Vaticano, el Obispo de Roma afirmó que los "atentados" a los que está expuesta hoy día la "auténtica" forma de familia, compuesta por padre, madre e hijo, tiene una dimensión "aún más profunda".

El Papa agregó que con la teoría del género está en juego la visión del ser mismo, "de lo que significa realmente ser hombres".

El Pontífice citó la frase de Simone de Beauvoir "Mujer no se nace, se hace" y dijo que en esas palabras está la base de la teoría del género, "una nueva filosofía según la cual el sexo ya no es un dato originario de la naturaleza que el hombre debe aceptar, sino una papel social del que se decide autónomamente".

"La falacia profunda de esta teoría y de la revolución antropológica que subyace en ella es evidente. El hombre niega tener una naturaleza preconstituida por su corporeidad, que caracteriza al ser humano. Niega la propia naturaleza y decide que ésta no se le ha dado como hecho preestablecido, sino que es él mismo quien se la debe crear", afirmó el Papa.

Benedicto XVI dijo que Dios creó hombre y mujer y esa dualidad es esencial para el ser humano y denunció que la teoría del género "niega" esa dualidad y el relato bíblico del Génesis "Hombre y mujer los creó".

El Pontífice añadió que los hombres deploran la manipulación de la naturaleza, del medio ambiente, pero que la manipulación se convierte en este tema "en la opción de fondo del hombre respecto a sí mismo".

Archivos de imagen relacionados

  • ratzinger vaticano
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...