Autoridades provinciales y municipales en la misa de fin de zafra de Tabacal (Argentina)

Tabacal Agroindustria realizó el martes la misa de fin de zafra, donde se celebró que la cosecha haya concluido en paz, gracias al esfuerzo de todos.

La ceremonia religiosa fue oficiada por el obispo de la diócesis de Orán, monseñor Luis Scozzina, junto al sacerdote Rubén Gutiérrez, en la parroquia Señor y Virgen del Milagro del ingenio, ante la presencia de casi mil personas entre funcionarios, trabajadores y sus familias de Tabacal Agroindustria, la comunidad de Orán y autoridades provinciales y municipales de la región.

Luego de la misa, el presidente de la compañía, Hugo Rossi, agradeció especialmente el esfuerzo realizado por los trabajadores y sus familias, que con un gran compromiso han llevado adelante una zafra en paz.

Asimismo, Rossi afirmó que este año Tabacal Agroindustria tuvo 199 días de zafra ininterrumpidos. Y señaló los resultados logrados en esta cosecha en la que se molieron 2.460.879 toneladas de caña (menos que las 2.892.733 tn de 2017), y se produjeron en total 85.081 toneladas de azúcar (149.975tn, 2017) y 113.470 m3 de alcohol (95.116 m3, 2017).

El presidente indicó que, en un año económicamente durísimo, “la zafra estuvo por debajo de lo esperado. Los resultados económicos de este ciclo, en pesos, son los peores en los 22 años transcurridos desde la compra de Tabacal por parte de Seaboard”. Dijo que las lluvias tempranas complicaron al final pero que pudieron alcanzar el objetivo de cosechar toda la caña, y recordó que en el 2016 quedó muchísima caña en pie a raíz de los 84 días de paro.

Rossi remarcó nuevamente el gran esfuerzo realizado por todos, y afirmó; “El accionista nos lo ha reconocido, renovando su compromiso con nuestra empresa a pesar del resultado económico. Así, Seaboard acaba de capitalizar varios millones de dólares para reducir nuestra deuda y evitar el quebranto”. Por otro lado, el presidente expresó haber pecado de optimista hace un año. “La dura realidad nos pasó por encima”, golpeando a la compañía tanto desde el plano externo como en el plano interno. Dijo que el país está inmerso en una crisis, con tasas de interés exorbitantes, que hacen inviable muchos negocios, como “el nuestro”. Habló sobre el incremento de la presión tributaria provincial y nacional a las economías regionales más alejadas, que perjudica a las empresas que cumplen a rajatabla con la ley y beneficia a los evasores, aumentando la competencia desleal.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...