Ateos argentinos se suman a renuncia al catolicismo

Miembros de más de una veintena de ONG arrancaron hoy una campaña para promover la renuncia al catolicismo bajo el lema «No en mi nombre»

Las iniciativas europeas para impulsar el ateísmo y la apostasía de la Iglesia Católica contagiaron a Argentina, donde miembros de más de una veintena de ONG arrancaron hoy una campaña para promover la renuncia al catolicismo bajo el lema "No en mi nombre".

Los promotores de la campaña, conocida como "Apostasía colectiva", pertenecen a unas 25 organizaciones civiles de todo el país de los más distintos sectores, desde grupos de mujeres a favor de la despenalización del aborto hasta colectivos homosexuales, pasando por la Asociación de Ateos de Argentina, ArgAtea.

Andrés Miñones, miembro de ArgAtea, que promueve la implantación de los valores laicos y es la única de su tipo existente en el país, explicó a Efe que el objetivo es "abrir un debate en la sociedad argentina para que la gente puede expresar su disconformidad con algunas posturas de la Iglesia Católica".

Miñones, quien apostató el pasado año tras un complejo trámite que se prolongó durante cerca de seis meses, reconoció que Argentina es un país eminentemente católico y admitió que los organizadores de la campaña no confían en conseguir deserciones masivas, pero consideró que es un paso importante lanzar un debate inédito.

El detonante de la iniciativa en el país, recordó, fue la polémica desatada el pasado noviembre en el vecino Uruguay sobre la despenalización del aborto y la línea radical que adoptó la Iglesia uruguaya con amenazas de excomunión.

"Los primeros en reaccionar fueron los grupos de feministas y de mujeres por la despenalización del aborto y a partir de ahí se fue armando un colectivo", apuntó.

La campaña se articula en torno a una página web (www.apostasiacolectiva.org) en la que los interesados pueden bajar una carta de renuncia a su bautismo que deben dirigir a sus respectivos arzobispados.

La página incluye información sobre el significado de la apostasía, propuestas similares en otros países y hasta un espacio para los insultos de quienes no coinciden con esta postura.

La idea, agregó Miñones, es reunir aportaciones durante todo el mes de marzo y presentarlas de forma simbólica ante el Arzobispado de Buenos Aires a finales de mes.

Los ateos argentinos celebraron su primer congreso nacional el pasado diciembre en la ciudad de Mar del Plata pero están muy lejos aún de plantearse campañas como las de grupos similares en el Reino Unido y España, que instalaron publicidad en los autobuses con leyendas como: "Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y goza de la vida".

Según una encuesta del Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) realizada el año pasado, solo el 4,9 por ciento de los argentinos se declaran ateos, aunque el 76 por ciento de los que se reconocen católicos admiten que mantienen una relación distante con la Iglesia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...