Así piensa el Papa sobre los gays, el aborto, las drogas, la pobreza o la desigualdad

Repaso a las intervenciones más sonadas de Jorge Mario Bergoglio

El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, jesuita de 76 años, ocupará la silla de Pedro con el nombre de Francisco. Tras cinco votaciones, los 115 cardenales electores inclinaron la votación a favor del arzobispo de Buenos Aires. Mucho se hablará en los próximos días sobre el cariz que este miembro de la compañía de Jesús querrá imprimir a su mandato.  Por ello, adquieren especial relevancia las declaraciones que Bergoglio ha realizado en los últimos años sobre aspectos tan polémicos como el matrimonio homosexual, el aborto o la violencia en las calles. Este es un repaso a algunas de sus intervenciones más sonadas.

El matrimonio gay
“No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios. (…) No es un mero proyecto legislativo sino un instrumento del padre de la mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios. (…) En este proyecto está la envida del Demonio, por la que entró el pecado en el mundo, que arteramente pretende destruir la imagen de Dios: hombre y mujer que reciben el mandato de crecer, multiplicarse y dominar la tierra”.

El aborto
“Es el demonio contra el plan de Dios. (…) Se percibe una vez más que se avanza deliberadamente en limitar y eliminar el valor supremo de la vida e ignorar los derechos de los niños por nacer. (…) El aborto nunca es una solución. (…) Al hablar de una madre embarazada hablamos de dos vidas, ambas deben ser preservadas y respetadas pues la vida es de un valor absoluto”.

Los derechos humanos y la pobreza
“Los derechos humanos se violan no solo por el terrorismo, la represión, los asesinatos, sino también por la existencia de condiciones de extrema pobreza y estructuras económicas injustas que originan las grandes desigualdades”.

La desigualdad
Qué triste es cuando uno ve que podría alcanzar perfectamente para todos y resulta que no. En la vida hay muchos que tiran cada uno para su lado, como si uno pudiera tener una bendición para él solo o para un grupo. Eso no es una bendición sino una maldición. Y fíjense qué curioso, el que tira para su lado y no para el bien común suele ser una persona que maldice: que maldice a los otros y que mal-dice las cosas. Las dice mal, miente, inventa, dice la mitad”.

La violencia
 “Ya sabemos que el que sale a la calle necesita protección. Pedimos protección ante la inseguridad que produce tanta violencia desatada en nuestra sociedad”.

La trata de seres humanos y la esclavitud
“La esclavitud no está abolida. En esta ciudad, Buenos Aires, está a la orden del día (…) En esta ciudad se explota a trabajadores en talleres clandestinos, y si son emigrantes se les priva de la posibilidad de salir de ahí. En esta ciudad hay chicos en situación de calle, desde hace años. Hay muchos y esta ciudad fracasó y sigue fracasando en librarnos de esa esclavitud estructural que es la situación de calle. (…) Se somete a mujeres y a chicas al uso y al abuso de su cuerpo”.

La educación y las drogas
“El atajo fácil, el alcohol, la doga. Eso es tiniebla. No tenemos idea de lo grave que es esta propuesta tenebrosa, esta corrupción que llega incluso a repartirse en las esquinas de las escuelas. (…)Tenemos que defender la cría y a veces este mundo de las tinieblas nos hace olvidar de ese instinto de defender la cría”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...