Asesinado un cómico somalí que parodiaba a los islamistas radicales

Abdi Jeylani Marshale, uno de los cómicos somalís más conocidos en su país, fue asesinado ayer a tiros por dos desconocidos minutos después de abandonar Radio Kulmiye, la emisora en la que tenía su programa. Marshale es conocido en Somalia por sus parodias de militantes islamistas.

Algunos testigos que se encontraban en el lugar del suceso explicaron a la cadena británica BBC que Marshale fue disparado varias veces en la cabeza y el pecho por dos hombres armados con pistolas. Aunque se desconoce quiénes fueron los autores de los disparos que acabaron con la vida del humorista, el pasado año Mashale fue amenazado por el grupo extremista al-Shabaab, lo que le llevó a esconderse en un barrio de Somalilandia durante varios días.

"No había hecho nada malo a nadie y esto es algo que nos preocupa", aseguró a la prensa Yusuf Keynan, presentador en Radio Kulmiye. "Este es un día negro para la industria del entretenimiento. Era un líder en la comedia de Somalia, a todo el mundo le gustaba", añadió.

La situación para los periodistas en Somalia es de extremo peligro. Tanto es así que el dueño de la emisora en que trabajaba Marshale, Abdullah Osman Guure, ha instado a los periodistas a llevar armas para protegerse. El cómico asesinado trabajaba también para Universal TV, una televisión por satélite con base en Londres. Un compañero suyo de Universal, Abdulakadir Omar Abdule, sobrevivió a un tiroteo el pasado sábado según el Comité de Protección de Periodistas que aseguró que, en lo que va de año, han sido asesinados seis periodistas en el cuerno de África. La organización Reporteros Sin Fronteras coincide con la cifra aportada y asegura que Somalia es uno de los países más mortíferos para los periodistas. Mogadiscio está considerada una de las capitales más peligrosas del mundo.

Somalia permanece sin Gobierno efectivo desde la salida del presidente Siad Barre en 1991. La ausencia de Estado durante tantos años ha favorecido la emergencia de milicias ligadas a los señores de la guerra, los movimientos islamistas, los grupos criminales y de piratas y ha reforzado las rivalidades entre clanes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...