Archivada la causa por abusos contra el rector del seminario de Castellón

El juez concluye que la versión del menor no es creíble ni ha sido confirmada por los testigos

El juzgado de Instrucción 1 de Castellón ha archivado la causa abierta por un presunto delito de abusos sexuales contra el rector del seminario mayor de Castellón y director de un colegio dependiente del Obispado de Segorbe-Castellón. La sentencia, dada a conocer este miércoles, considera que no ha quedado acreditada la versión de la víctima que dijo haber sufrido una violación por el religioso. “Visto que los graves hechos denunciados se basan, única y exclusivamente en el testimonio del referido menor, al no existir ningún otro indicio de comisión de un hecho delictivo (…) procede el citado sobreseimiento provisional de la causa, resultando suficiente la instrucción practicada para el completo esclarecimiento de los hechos que dieron origen a la misma”, recoge el fallo.

La causa se abrió en mayo del pasado año a raíz de que el hospital de Castellón pusiera los hechos en conocimiento de la Fiscalía de Menores. El menor relató en el centro hospitalario que había sido objeto de abusos sexuales en el pasado, cuando era menor de edad y estudiaba en el colegio diocesano.

El juzgado pidió entonces una investigación policial que no encontró indicios de delito en los hechos. La instrucción se amplió con un informe del Médico Forense que sí otorgaba credibilidad a las manifestaciones vertidas por quien se decía ser víctima de los abusos. No obstante, otras diligencias practicadas en la causa han constatado que el relato “no ha quedado acreditado” y que no se puede dar credibilidad al testimonio. Además, la sentencia apunta a otros informes que hablan de que la versión es “probablemente una fabulación” por alguien que “confunde la realidad”.

El juez ha tenido en cuenta también los testimonios de la psicóloga del centro y los compañeros de habitación del menor, entre otros, que negaron los hechos.

El rector fue inmediatamente respaldado por el Obispado de Segorbe-Castellón tras conocerse la apertura de la causa. La diócesis emitió un comunicado en el que manifestaba que el menor había sido excluido del centro “por indisciplina, falta de aprovechamiento y de disponibilidad para la corrección” y afirmaban que la acusación comenzó cuando fue expulsado de otro internado. El Obispado aseguró además que, antes de la investigación judicial, hicieron pesquisas por su cuenta y que no encontraron “indicio alguno para dar verosimilitud a la acusación”.

Print Friendly, PDF & Email