Ante tensión política, los obispos argentinos se reúnen con Cristina Kirchner

La semana última, los obispos reclamaron al Gobierno y a la oposición "superar el estado de confrontación permanente" y mostraron preocupación por la baja calidad institucional del país, que "produce un alto costo social".

Tras el pedido de audiencia que recibió, la presidenta argentina Cristina Kirchner hizo un espacio en su agenda para recibir a la comsión ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina, presidida por el cardenal Jorge Mario Bergoglio. La jefa del Estado abrirá las puertas de su despacho a los obispos mañana, a las 19, en la Casa Rosada. El vicepresidente Julio Cobos, presidente del Congreso devenido en referente opositor, hará lo mismo ese día, en su despacho del Senado, a las 20.30.

En tanto, los representantes de la Iglesia serán recibidos hoy a las 18 por el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, confirma el periódico argentino La Nación.

Como evoca este diario, la semana última, los obispos reclamaron al Gobierno y a la oposición "superar el estado de confrontación permanente" y mostraron preocupación por la baja calidad institucional del país, que "produce un alto costo social".

"La intención de los obispos es llevarles personalmente el documento y transmitirles la preocupación de la Iglesia por la deficiente calidad institucional, que afecta las condiciones de vida de la gente, especialmente de los más pobres", había anticipado a La Nacion el padre Jorge Oesterheld, portavoz de la Conferencia Episcopal Argentina.

Al concluir aquel encuentro de la Iglesia, los obispos habían aprobado una declaración, en la que pidieron a los dirigentes "una actitud de grandeza", en el primer pronunciamiento sobre la crisis que vive el país desde enero último.  "No es momento para victimizarnos ni para procurar ventajas sectoriales", habían afirmado los obispos en la declaración, tras coincidir en la necesidad de dar una palabra y hacer un gesto (las visitas a las autoridades del Estado), ante la profundización de la crisis.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...