Ángela Merkel exige que los musulmanes residentes en Alemania se vinculen con valores cristianos

La canciller Angela Merkel asegurara que el modelo de "una sociedad multicultural en la nación ha fracasado" y que los musulmanes deben vincularse con los valores cristianos si desean permanecer en ese país. Además, recordó que la imagen del islam está marcada negativamente en Alemania por la Sharia o ley musulmana y por la desigualdad de sexos.

Las polémicas sobre la inmigración se reabrieron en Alemania, luego que la canciller de esa nación expresara el pasado fin de semana: "Nosotros nos sentimos vinculados a los valores cristianos. Quien no acepte esto, no tiene cabida aquí". Merkel hizo esta declaración en un discurso ante las juventudes que apoyan su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

Para la canciller, los inmigrantes deben integrarse y adoptar la cultura y los valores alemanes, lo que ha despertado la inquietud de los 15 millones de extranjeros que viven en esa nación. La jefa de gobierno recordó que la imagen del islam está marcada negativamente en Alemania por la Sharia o ley musulmana y por la desigualdad de sexos.

Las palabras de Merkel enviaron un contundente apoyo a las del líder socialcristiano y primer ministro de Baviera, Horst Seehofer, que el viernes 15 dijo que "Alemania no debe convertirse en el asistente social del mundo", y que el país "no es un país de inmigración" por lo que se debe rechazar a los nuevos "inmigrantes de otros ámbitos culturales".

Las declaraciones desataron la reacción de la comunidad turca en Alemania, que exigió disculpas a Seehofer, pero éste rechazó ofrecerlas. En la nación europea viven tres millones de turcos.

¿CAMBIO DE DISCURSO?
Las palabras de la jefa de gobierno fueron criticadas por los movimientos políticos que se oponen a su gestión y ahora la acusan de haber cambiado de discurso, ya que hace meses había dicho que el islam forma parte de Alemania y que los musulmanes han ayudado al desarrollo del país.

De hecho, saludó a uno de los jugadores de la selección de fútbol nacional y del Real Madrid, Mesut Özil, que es de origen turco y aseguró que su inclusión en el equipo "es la demostración de que el islam es parte de Alemania".

La polémica sobre la inmigración puede afectar aún más a la coalición que apoya a la canciller Merkel en los sondeos, de cara a las elecciones regionales de 2011.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...