Ante la consagración de Perú al Sagrado Corazón

Haya de la Torre otra vez traicionado por Alanismo. ¡Viva el Estado Laico, abajo los talibanes!

¿Desde cuándo se legisla para una facción o sector de la sociedad?…Incluso si es una simple declaración,significa convertir las instituciones en instrumentos de facciones religiosas. Eso es Edad media.
 
Los "Talibanes" que practican la doble moral (recordar escandalos de la Iglesia) pretenden imponer su visión del mundo al resto de los peruanos. Eso es totalitarismo.
 
El laicismo ha sido el norte del aprismo, instaurado con las jornadas contra la consagración del Perú al Corazón de Jesús. Jornada que siempre se recordó en el APRA y que el alanismo liderado por un traidor fundamentalista e hipotecado como Alan García, está tratando de sepultar. No sólo ha intentado aniquilar el mensaje revolucionario del APRA, la propuesta de "otra" modernidad indomericana, la defensa al libre pensamiento y su autonomía ideologica, ahora carga contra el laicismo secundado por parlamentarios vasallos prendidos de la mamadera (salvo honrosas excepciones).
 
No estamos en contra de la imagen del Señor de los Milagros, sino contra el uso del mismo que está llevando a cabo la derecha fundamentalista peruana para "consagrar" la fe de las clases populares a una "idea de religiosidad" basada en la obediencia y la sumisión, el renunciamiento a los valores de la modernidad y la democracia.
 
Alan García ahora tiene el instrumentosa ideológico para "consagrar" el modelo neoliberal, el triunfo del pensamiento conservador y reaccionario en el Perú. Y sobre todo queda claro que la modernidad alanista es un embuste, la auténtica modernidad es el secularismo, el laicismo, la racionalidad y el pensamiento crítico.
 
Además si García es tan católico, miembro de la "hermandad" y casado por la Iglesia ¿Por qué engañó miserablemente a Pilar Nores con la economista madre de su último hijo?. Y puesto que el Legislativo, se ha atrevido a violar los preceptos del Estado laico y el laicismo, habría que preguntarse, si los legisladores… ¿llevan una vida sujeta a los valores católicos y cristianos?, el ejemplo comienza por casa, de lo contrario se están realizando actos que intentan legitimar la doble moral, lo cual ha sido muy característico del mundo católico oficial e institucionalizado.
 
La auténtica religión cristiana, el auténtico catolicismo no requiere de este tipo de consagraciones y declaraciones. La fuerza de la fe en las clases populares es más fuerte que el talibanismo de traidores y apóstatas, y no requiere de actos paganos e ideológicos. Ello está en los discursos de Haya de la Torre.
 
Se puede ser auténticamente cristiano, católico, evangélico o la religión que se asuma, y convivir en los marcos de un Estado laico y democrático donde todos somos iguales ante la ley y tenemos el derecho al respeto de nuestras creencias religiosas, principio que se viola con esta declaración del Congreso peruano.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...