01VATICAN1419, La Santa Sede busca un acuerdo sobre la gestión del Obispado de Mostar

ID de referencia Creado Publicado Clasificación Origen
01VATICAN1419 2001-03-13 17:05 2011-08-30 01:44 CONFIDENCIAL Embajada del Vaticano

Extracto parcial del cable original. No se dispone del texto íntegro del cable original.

 

SIPDIS

Departamento para EUR/SCE (WETZEL), EUR/WE (VAN CLEVE), EUR/BI; PD/ECA (SEXTON)

Embajada del Vaticano/Mensaje nº 39/01

E.O. 12958: Decl. 03/13/11

Etiquetas: PREL PHUM PGOV BH PHUM PGOV BH VT VTPREL
Asunto: La Santa Sede busca un acuerdo sobre la gestión del Obispado de Mostar

Clasificado por A/DCM George H. Frowick por las razones 1.5 (B) y (D).

Ref (A) Correos electrónicos de Hoh/Frowick (B) Sarajevo 1096 y anteriores; (C) Estado 43081; (D) Correos electrónicos de Frowick/Sjohnson

1. (C) Sumario: La Santa Sede no comparte las opiniones políticas del Obispo de Mostar y de otros clérigos nacionalistas croatas en B-H (Bosnia-Herzegovina) y está haciendo todo lo posible, dentro de los tradicionales límites de la Iglesia, para cambiar su comportamiento político. Nuestros interlocutores creen que las preocupaciones legítimas por sus greyes se vieron reflejadas en la carta al presidente Bush remitida por el cardenal Puljic el 2 de marzo. Por el momento, los esfuerzos de la Santa Sede para realizar cambios efectivos en el clero herzegovino se centran sobre el nuncio en Sarajevo. Fin del sumario.

2. (C) A/DCM prosiguió sobre el intercambio de ref durante una reunión el 3/9 con el Director del Vaticano para los Balcanes, Monseñor Joseph Marino. En esa conversación, Marino dijo que ya había oído hablar sobre el tema del obispo de Mostar por parte del Representante Especial Jacques Klein el 3/5. El embajador francés ante la Santa Sede Dejammet también ha llamó el día 2/8. Marino dijo que tenía claro su «tema del día» y que ya había preparado un documento radiofónico para Tauran a su regreso de Irán. Marino tomó el punto de vista de A/DCM de que el Obispo Peric se había excedido en pedir una revisión unilateral de Dayton y en apoyar públicamente a criminales de guerra, pero opinó que los croatas han estado diciendo durante meses que sus intereses legítimos han sido ignorados por la I/C. Cuando A/DCM fue empujado por la Santa Sede a hacer algo para frenar al obispo, Marino explicó que la Santa Sede podía hacer poco más que retirar al obispo a un lugar tranquilo para tener una discusión con él con calma. (Nota: Véanse los párrafos 5-6 para mejor entendimiento sobre los límites que enfrenta la Santa Sede cuando se tratan asuntos políticos dentro de la Iglesia. Para su información: Según sabemos, ni Peric ni Puljic son franciscanos; reconocemos que los franciscanos representan otro obstáculo para la reconciliación intercomunitaria en Bosnia-Herzegovina. Fin de la nota).

3. (C) A/DCM siguió las instrucciones de ref C el día 2/13, volviendo a reunirse con Monseñor Marino. Tras haber oído los temas de discusión, Marino aseguro que el Vaticano ha escuchado el mismo mensaje por distintas fuentes, y que hará todo lo posible para intentar cambiar el comportamiento del clero de Herzegovina. Señaló que la Santa Sede está en el registro de apoyar una Bosnia-Herzegovina democrática y multiétnica, y que esta posición no ha cambiado. Dijo que el Nuncio participa activamente bajo las instrucciones de la Santa Sede y que ya ha hablado con el cardenal Puljic, y hablará cuanto antes con el Obispo Peric. Señaló que Puljic había enviado una carta al presidente Bush el 2 de marzo, y pensaba que una respuesta de alto nivel, podría ser un buen modo para el Gobierno de EE.UU. de reforzar la representación del Nuncio.

4. (C) A/DCM urgió la posibilidad de una declaración pública de la Santa Sede, aunque no fuese una denuncia del obispo de Mostar al menos una repetición de pasajes relevantes del mensaje del Pontífice para el año nuevo, apoyando la democracia y las sociedades multiétnicas e inter-comunidades. Marino respondió que la Iglesia no va a renegar públicamente de uno de los suyos en un asunto político, recordando que durante la Revolución del Poder Popular en Manila el cardenal Sin fue más activo de lo que la iglesia prefería. Tampoco estima necesario la Santa Sede de enviar un alto alto cargo del Segundo Secretariado (NOTA: Equivalente al MFA) para reforzar el mensaje del Nuncio. A/DCM recuerda que no mas tarde que el domingo pasado el Pontífice condenó públicamente el terrorismo vasco en términos muy fuertes aunque la Iglesia vasca sea conocida por su apoyo a la independencia del País Vasco. Marino respondió que hay un nuevo obispo vasco que apoya totalmente la declaración del pontífice y la situación en Bosnia y Herzegovina, aunque similar, no es pues análoga por entero.

——————————-
Antecedentes de disciplina en la Iglesia
——————————-

5. (SBU) Los obispos católicos disponen de una autonomía única dentro de sus jurisdicciones. Siempre y cuando no caigan en error teológico, moral o espiritual, hay poca cosa que el Papa y los cargos del Vaticano puedan hacer para corregir indiscreciones políticas de un obispo, aun cuando tienen la inclinación a hacerlo. El Papa es el único juez de los obispos, pero tiene «competencia jurídica» sólo en materia espiritual o eclesiástica. En los últimos 100 años, los obispos católicos han llevado a cabo una variedad de posiciones políticas que van desde socialismo casi-marxista, hasta extremismos fascistas, sin ser sancionados por la Santa Sede. La opinión política de los Papas y del gobierno del Vaticano tiende a ser centrista, pero no tiene ni la autoridad ni, en general, la voluntad de promover una expresión política sobre otra.

6. (SBU) Además, según el principio conocido como subsidiariedad, la política del Vaticano es de no realizar en niveles superiores lo que puede lograrse en un nivel inferior. Si el Vaticano tuviera preocupación alguna sobre las observaciones hechas por un obispo nacionalista y divisionista, quien también es por otra parte un obispo católico fiel tanto moral como teológicamente hablando, se podría iniciar una intervención a través de la jerarquía católica local: Un obispo cercano, luego un arzobispo y finalmente, tal vez, el Nuncio papal. Este enfoque ha funcionado en el pasado cuando la Conferencia Episcopal es amplia y contiene obispos con opiniones políticas cercanas a las de la Santa Sede (Nota: Al parecer no es el caso en Bosnia-Herzegovina).

——-
Comentario
——-
7. (C) La Iglesia Católica en Croacia y Bosnia-Herzegovina es una ardiente y leal partidaria del actual Papa y del Vaticano. Hay pocas probabilidades de que la Santa Sede desee dar públicamente castigo a un obispo croata, nombrado por el Papa Juan Pablo II, por sobrepasar los límites de la prudencia política. Post ha discutido durante los últimos meses con el Vaticano y con otros contactos, posibles medios de amansar los más destructivos impulsos nacionalistas del obispo de Mostar. Post estaría interesado en saber si la Conferencia Episcopal Croata sostiene la actividad de Peric. Por ahora, estamos tratando de desarrollar un diálogo inter-religioso (REF D) con la Comunidad de Sant’Egidio, en gran parte para tratar de rescatar Peric de la política de la jungla del nacionalismo croata.
Merante

>
2001VATICA01419 – Clasificación: CONFIDENCIAL

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...