Zapatero promete estudiar un plan de financiación para la reforma educativa

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ofreció hoy ante la petición de diversas organizaciones educativas a estudiar la posibilidad de una ley de financiación educativa para hacer efectivas las medidas contempladas en el proyecto de la Ley Orgánica de Educación (LOE).

 Además, invitó a las once asociaciones educativas que le expusieron en un encuentro sus demandas a reunirse con el Grupo Socialista para abrir un período de negociación, que comenzará este jueves o el viernes, según resaltaron las asociaciones tras la reunión, que también vieron un compromiso del Ejecutivo de que no se podrá discriminar por razón de sexo en la admisión de los estudiantes y que se luchará por la convivencia escolar.

Según explicó el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, al término del encuentro en el Palacio de la Moncloa, que duró tres horas y media, será en el seno de la negociación con los socialistas donde se concreten los compromisos que finalmente adopte el Gobierno pero reconoció que una parte significativa de estas organizaciones solicitaron pasar de la memoria económica que acompaña a la reforma a una financiación reglada. «Eso estará en la negociación y estoy plenamente convencido de que la voluntad de diálogo podemos alcanzar el consenso que en estos momentos desean las organizaciones», afirmó.

Los puntos de «encuentro» entre los asistentes a la «intensa» reunión (los sindicatos CC.OO., FETE-UGT, FSIE, CSI-CSIF, ANPE, STEs, los padres de CEAPA, estudiantes del SE, CANAE y FAEST y la unión de cooperativas UECoE) y el Gobierno fueron el apoyo y refuerzo a la escuela pública, sin excluir los apoyos comprometidos desde hace años con la escuela concertada, que continuarán; el respaldo a la mejora de la calidad como «principio inspirador» y que la futura LOE es una reforma «fundamental y necesaria» para los retos de la Educación española, tal y como resumió Moraleda, que calificó la entrevista de «cordial y sincera».

Así, recalcó que este encuentro se ajusta al compromiso de Zapatero de recibir a todos los sectores representativos de la comunidad educativa en España: «Es la primera vez que un presidente del Gobierno recibe a todas y cada una de las organizaciones más o menos representativas en Educación», sentenció el secretario de Estado de Comunicación, tras insistir en que la «pluralidad» de entidades será escuchada por el Grupo Socialista para negociar aspectos concretos, puesto que para el Ejecutivo el camino «adecuado» es el del consenso y el diálogo.

Las peticiones de la mayor parte de las organizaciones (a excepción de los sindicatos STEs, FSIE, CSI-CSIF y los estudiantes de SE) fueron –tal y como reflejaron en un documento conjunto– una ley de financiación para alcanzar una inversión en Educación del 6 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), medidas concretas para el cumplimiento del principio de atención a la diversidad en condiciones de equidad en toda la red sostenida con fondos públicos, potenciación de los servicios educativos y complementarios, un proceso de democratización de todos los centros que prestan servicio público, la no discriminación por razón de sexo en la admisión de alumnos y que la asignatura de Religión no sea computable a efectos académicos. PIDEN NO INSTRUMENTALIZAR LA EDUCACIÓN

En el texto consensuado entre la mayor parte de los agentes que se reunieron esta tarde con Zapatero se aboga también por un esfuerzo de los representantes políticos para que la futura ley educativa sea fruto de un gran pacto con consenso social y político y que garantice la estabilidad del futuro de la enseñanza en España. «Reclamamos que la Educación no se instrumentalice partidariamente. Ello será posible desde el diálogo, el acuerdo y el consenso y no desde la confrontación», sentenciaron.

Los más descontentos con el resultado de la reunión fueron el Sindicato de Estudiantes (SE), que anunció la convocatoria de una huelga general de alumnos para el 14 de diciembre y manifestaciones en más de 40 localidades, y los representantes del profesorado de STEs, que al considerar «insuficiente» la reforma organizarán protestas los días 1 y 14 de diciembre. En general, la mayoría coincidió en destacar que son organizaciones críticas con la LOE pero que abogan por el consenso y el diálogo para mejorar la reforma en su trámite parlamentario.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...