Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Vox acusa al Gobierno de “pervertir a los niños de Castilla y León con la educación sexual”

Juan García-Gallardo se ha posicionado contra la educación sexual, la eutanasia y el aborto

Como entrar en el túnel del tiempo y asistir a un mitin sobre debates superados en las últimas décadas; así ha sido esta mañana de lunes escuchar la intervención del vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García Gallardo, (Vox), durante su comparecencia en las Cortes para informar, supuestamente, de su “Programa de actuaciones a desarrollar en la presente legislatura”.

Sin ningún tipo de filtro, como un brindis al sol lanzado al aire sobre competencias que no tiene, el vicepresidente, en cada ocasión hablando en nombre de la Junta de Castilla y León, la emprendió a martillazos contra todo lo que no cuadra con su ideología de ultraderecha, con máximas como “no permitiremos que el Gobierno de Sánchez pervierta a los niños de Castilla y León con una educación sexual completa a una edad impropia“, o “haremos frente a ese intento de manipulación política desde la Junta de Castilla y León, porque la educación no debe servir para convertir a los niños en activistas políticos, y libraremos a la escuela de la ideología de género”, y, continuó, “es del todo contradictorio lamentar la despoblación y fomentar la cultura de la muerte con leyes de eutanasia y aborto libre”.

Sobre la educación, García Gallardo se mostró partidario de que los poderes públicos se limiten a garantizar que los padres puedan decidir la formación “religiosa y moral” de sus hijos, sin intervenir en esa decisión, y prometió que “la perspectiva de familia” estará presente en todas las iniciativas públicas de la Junta de Castilla y León, “protegiendo a los niños y liberando a la escuela de la ideología de género”.

Pero el vicepresidente de ultraderecha de Castilla y León no se detuvo ahí, insistiendo en que su partido está en contra de que “a los niños de seis años se les enseñen en las escuelas posturas sexuales, el sexo no binario, el fluido y el mediopensionista”, o, en relación a la eutanasia, “que la gente tenga que morir porque no tengan medios económicos para vivir”, o “porque no puedan tener acceso a cuidados paliativos”; “en Vox estamos”, insistió, “en contra de la cultura de la muerte”.

Fanatismo climático, objetores al aborto e “incentivos perversos” en el paro

Sobre el anteproyecto de la Ley del Aborto, en respuesta a las preguntas de su predecesor en el cargo de vicepresidente, Francisco Igea, de Ciudadanos, y de nuevo hablando en nombre del gobierno regional, celebró que en varias provincias como Palencia, Soria o Ávila, “todos los médicos sean objetores de conciencia, todos los que tendrían la responsabilidad de practicar abortos en la Sanidad Pública, sin un mínimo paso atrás en eso”, dijo.

Ahondando más sobre los derechos sociales, García Gallardo mantuvo la inconsistencia en la práctica de las ideas de su partido sobre mantener las inversiones y los derechos ciudadanos y, al mismo tiempo, reducir los impuestos, y se reiteró contrario a ayudas y subvenciones, o al menos, a las que él considera “innecesarias”.

En este grupo, citó concretamente, las prestaciones por desempleo. Refiriéndose a la tasa de paro en la región, del 11’1%, y a la de paro juvenil, que se sitúa en el 28’8%, -127.269 desempleados en total en la Comunidad-, afirmó que “tenemos el deber de impulsar políticas que les ayuden a volver al mercado laboral, evitando que existan incentivos perversos que inviten a algunos de ellos a perpetuarse en el desempleo”.

El ultraderechista también cargó contra el Gobierno central por su “fanatismo climático”, que conlleva, según dice, continuos ataques a la industria, especialmente a la de la automoción, que da empleo directo a 30.300 personas, “la estigmatización al diesel, los problemas de suministro de componentes, la desbocada subida de los carburantes y la depredadora fiscalidad estatal, que suponen un peligro para este sector estratégico de nuestra economía”.

Una serie de barbaridades

Los portavoces en la Comisión de Presidencia de PSOE, Luis Briones, y Ciudadanos, Francisco Igea, calificaron de “serie de barbaridades” el discurso de García Gallardo: “Representa usted a la España en blanco y negro, a la España machista, la del retroceso en derechos y libertades”, dijo Briones, “a quienes buscan el enfrentamiento, la discordia y el odio entre los españoles, a la España de los privilegios de unos pocos, a la que recoge antes de sembrar, al populismo más radical y exacerbado que utiliza las instituciones en las que no cree para lanzar soflamas en contra de los colectivos más desfavorecidos”.

Briones reprochó a García Gallardo que su departamento, sin competencias, suponga un gasto a los ciudadanos de Castilla y León de 1,2 millones de euros en los próximos cuatro años, “usted”, señaló, “que aboga por eliminar los gastos superfluos, cuando el mayor gasto superfluo es el que usted va a crear”.

“Esta es una comparecencia fake, en la que usted ha hablado sólo de cosas que no le competen”, añadió su antecesor en el cargo, Igea, “ustedes no traen nada a esta comunidad autónoma más que frentismo y soberbia”.

Igea mencionó las referencias de García Gallardo a “la condena al arresto domiciliario a la que sometieron a todos los españoles”, como describió el vicepresidente al confinamiento de la primera ola de la pandemia, culpabilizando a aquella medida del Gobierno para detener el avance de la pandemia de la crisis económica posterior, “cuya destrucción de empleo se habría evitado si no se hubiera obligado a los ciudadanos a quedarse en casa”, dijo el ultraderechista, obviando los ERTES y la constante recuperación de los datos de empleo desde entonces.

“Menos mal que no estaban ustedes al mando, porque hubiéramos tenido que lamentar miles de muertes más”, respondió Igea, que recogió también el guante de la educación en Castilla y León: “No le admito que los profesionales de esta comunidad autónoma pervierten a los niños, esa barbaridad”.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Leer más

La Iglesia arrimó el hombro

La televisión andaluza con mucho esmero dio cobertura completa al mensaje de odio que el obispo de Huelva,…
Total
2
Share