UPN lanza un PSIS para entregar Donapea al Opus sin pasar por el pleno de Iruñea

La debilidad de UPN en el Ayuntamiento de Iruñea le ha obligado a recurrir a la estratagema de lanzar un PSIS (plan supramunicipal) sobre la capital navarra para mover de su sitio al centro de FP Donapea y permitir así que la Universidad de Navarra pueda hacerse con ese terreno.

A pesar de que Enrique Maya (UPN) obtuvo la Alcaldía por ser la lista más votada, la operación necesitaba de la aprobación del Pleno y la oposición se había posicionado en contra. Utilizando la figura del PSIS, UPN ha arrebatado la decisión última al Ayuntamiento de Iruñea y ha dejado la operación en manos del Gobierno, la única institución importante que ahora controla completamente.

El PSN, que tiene tres ediles en Iruñea y ejerce de partido bisagra en el Ayuntamiento, calificó ayer la decisión como «un ataque a la soberanía municipal» y una imposición. Este claro posicionamiento por parte de esta formación prueba que el proyecto jamás hubiera salido adelante si se respeta la voluntad de los iruindarras.

Sin embargo, tampoco parece claro que el PSIS pueda prosperar. Bildu -que califica el traslado del centro Donapea como una «chapuza que perjudica al interés público de la ciudad y de los navarros»- avanza que está ya buscando instrumentos legales para paralizarlo. Asimismo, el PSN también habla de plantear un recurso contra esta decisión que ha tomado el Gobierno de Yolanda Barcina para solventar la falta de apoyos de Maya en la ciudad.

Para Bildu, UPN no solo está consintiendo un «capricho de la Universidad de Navarra», sino que también está ejecutando una operación económica con un gasto muy abultado y está entregando terreno municipal. «Es una verguenza que el Gobierno navarro vaya a dilapidar más de 25 millones en una operación innecesaria mientras les quita la paga extra a los funcionarios e impone unos recortes por el mismo importe a la educación pública».

NaBai también ve un «fraude de ley» en la decisión de lanzar un PSIS. «El Gobierno hace una utilización abusiva del PSIS para que la minoría se imponga a lo que la mayoría municipal ha rechazado, algo que es inadmisible», señaló Iñaki Cabasés.

Por norma general, un plan de incidencia supramunicipal se justifica cuando afecta a más de un ayuntamiento y el proyecto tiene un interés estratégico para el Gobierno. Sin embargo, al lanzarse para evitar el rechazo que va a tener el proyecto por parte de la plenario iruindarra, puede que haya base legal para recurrir la medida.

Donapea colinda con los terrenos de la Universidad de Navarra, que proyecta la construcción de unos centros de investigación y quiere levantarlos justo donde se encuentra el centro de FP. El Gobierno está dispuesto a venderle el suelo público y, con ese dinero, construir otro centro de FP en otro lugar. Sin embargo, la construcción de un centro público nuevo tiene un coste mucho más alto que readecuar Donapea. La oposición dice que la universidad puede encontrar otra ubicación.

Archivos de imagen relacionados

  • Donapea y Universidad Navarra
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...