Una sociedad laica

Cada vez que llega la Semana Santa, y aunque ya he escrito otras veces sobre cómo entendemos el concepto de laicidad en UPyD – en realidad, no creo que haya muchas versiones más-, me parece adecuado volver sobre el asunto. La Semana Santa, con sus procesiones y variados actos, es, sin duda alguna,una de las celebraciones festivas y turísticas más importante de las ciudades de la Región de Murcia. Todos los actos de estos días los podemos analizar desde tres puntos de vista: uno como elemento fundamental de la liturgia católica, y otros dos observados como eventos con importantes aspectos artísticos y culturales. Para los católicos primará la primera consideración y para los que no lo somos las dos últimas.

Lo que creo que está claro para todos, es que estas fiestas proyectan a Cartagena, Murcia o Lorca, tanto a nivel nacional como internacional. Sus repercusiones económicas son evidentes : favorecen la cración de riqueza , crean empleo en el sector servicios, ayudan a que la hostelería se reactive, etc. Por todo ello, la administración pública, representada en este caso en los Ayuntamientos , creo que debe apoyarlas por la repercusión económica que conllevan.

Sin embargo, aquí debe finalizar la misión que como institución tienen los Ayuntamientos. Como es obvio cada uno de los miembros del Consistorio es muy libre de participar en cualquiera de los actos que considere oportunos, a título personal. Pero la institución, como tal , no debería participar ni presidiendo procesiones, ni acompañando desfile alguno. Y aquí cabe señalar que la presencia de ediles en estos actos no tiene colores políticos: participa tanto la derecha…, como la izquierda. Del mismo modo, no deberían ponerse banderas a media asta, tal y como sucede en algunos edificios oficiales, tanto civiles como militares.

En eso consiste la laicidad, en separar lo religioso de la institución pública, siendo en todo momento respetuosos, tal y como creo que se refleja en este comentario. A mí, persona de convicciones laicas, me parece razonable apoyar actos religiosos, como la Semana Santa, con repercusiones culturales, artísticas y económicas para toda la comunidad.

UPyD defiende la consecución de una sociedad laica y consideramos ese objetivo como uno de nuestros principios políticos más relevantes . Una sociedad en la que las creencias religiosas y sus prácticas, sean profundamente respetadas, siempre que éstas , a su vez, sean respetuosas con los derechos individuales y con las leyes democraticas. La separación de las prácticas religiosas de la ostentación de los cargos públicos que representan a todos los ciudadanos, creyentes y no creyentes, es algo que debe prevalecer como principio básico en una sociedad moderna y tolerante.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...