Una Jornada Laicista imprescindible

El 4 de febrero de 2012 se celebrará en Sevilla la VIII Jornada Laicista anual, convocada y organizada por Europa Laica. En principio, la noticia puede parecer irrelevante para una buena parte de la ciudadanía española, ajena quizá a que la derecha política, ideológica, social y económica arremete con todos sus medios contra cualquier persona u organización que manifieste públicamente su voluntad de construir un Estado Laico.

El poder establecido pretende consolidar en la mente de la ciudadanía una serie de falacias, presentadas como dogmas incontrovertibles: por ejemplo, en el ámbito económico, que la única solución para salir de la crisis económica son las medidas neoliberales impuestas desde los mercados financieros que controlan (recortes sociales en los derechos de la clase trabajadora, desregulación total de las transacciones financieras o desmantelamiento sistemático de lo público, etc.).

Pues bien, en el ámbito ideológico ese poder establecido intenta fortalecer cada vez más el nexo existente entre lo religioso, lo económico y lo político, lo público y lo privado, de tal forma que cualquier cuestionamiento de dicho nexo es interpretado como un ataque a las esencias mismas del orden y del sentir general.

Se proponen así descalificar arteramente la verdadera realidad del laicismo, que ante todo representa la voluntad ciudadana de que los espacios, instituciones, representantes y leyes públicas pertenezcan a todas y todos en plena igualdad de condiciones, sin dejarse condicionar por ninguna institución o ideología de carácter privado.

Solo puede haber una verdadera democracia si, abolidos los privilegios y prebendas, la ciudadanía puede ejercer el derecho fundamental a la libertad de conciencia con total libertad y en plena igualdad de condiciones, dentro de un Estado que garantice sin paliativos tal ejercicio. Ese Estado es el Estado laico.

Esta es la razón de que Europa Laica celebre cada año una Jornada Laicista, sucesivamente en distintas comunidades de España. Así, sus socios, simpatizantes y asociaciones territoriales que la integran, tanto en España como en Europa y Latinoamérica, acuden al lugar convenido para reafirmar sus ideas y programar acciones tendentes a criticar eficazmente el Estado confesional en que a veces parece que vivimos y a luchar por un Estado laico y aconfesional.

Sin embargo, una Jornada Laicista no es solo un lugar y una ocasión para convivir, reflexionar, debatir y comunicar ideas e inquietudes relativas al establecimiento de un Estado laico, sino también el hilo conductor por el que públicamente se reivindica un Estado laico, así como los instrumentos imprescindibles para su establecimiento.  De ahí que algunos de los temas a tratar en Sevilla sean  la necesidad de una “Ley de Libertad de Conciencia”, la derogación del Concordato de 1953 y los Acuerdos de 1979 entre el Vaticano y el Estado español, la exigencia de una escuela pública y laica en todos y cada uno de los niveles educativos, etc.

Por estas razones, resulta imprescindible la VIII Jornada Laicista anual, convocada y organizada por Europa Laica, que, a fin de cuentas, concierne positivamente a toda la ciudadanía.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...