Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Un tribunal marroquí obliga a una escuela católica a admitir a una alumna con velo

El tribunal argumenta que el derecho a la educación prima sobre el reglamento de la escuela, poniendo fin al primer juicio en Marruecos sobre un tema tan controvertido en Europa

La Escuela Don Bosco tiene un reglamento interno que impide a alumnos de cualquier edad ir con la cabeza cubierta, así se trate de un pañuelo o de una gorra

La decisión del juez va a sentar sin duda un precedente no solo en la Escuela Don Bosco (1.400 alumnos), sino en los quince establecimientos de las Escuelas Católicas de Marruecos (ECAM), gestionadas por el Arzobispado de Rabat

Un tribunal marroquí ha obligado a una escuela católica de la ciudad de Kenitra (centro) a admitir a una alumna con velo argumentando que el derecho a la educación prima sobre el reglamento de la escuela, poniendo fin al primer juicio en Marruecos sobre un tema tan controvertido en Europa.

Según relataron a Efe fuentes de la Escuela Don Bosco, de la ciudad de Kenitra, unos 40 kilómetros al norte de Rabat, la niña que estudia en primero de secundaria (es decir, tiene 12 años) y que llevaba cinco años escolarizada en el centro, apareció un día en clase con la cabeza cubierta, el pasado 1 de noviembre.

La escuela -explicaron las fuentes- tiene un reglamento interno que impide a alumnos de cualquier edad ir con la cabeza cubierta, así se trate de un pañuelo o de una gorra, y por ello le comunicaron que no podía acceder al centro con el velo, por lo que la niña fue enviada a su casa.

Dos días después, la niña regresó con su madre y un agente judicial para que tomara nota de la prohibición, e interpusieron una denuncia contra la escuela.

Ocho abogados de Kenitra se presentaron para defender el derecho de la niña a llevar el velo, algo que revela “el carácter político” que se quiso dar al asunto, según dijo a Efe el director de la escuela, Alain Beylot.

Con una celeridad sorprendente, el juez falló el 25 de noviembre que prevalecía el derecho a la educación sobre el reglamento interno, y que la escuela debía readmitir a la alumna so pena de una multa diaria de 2.000 dirhams (200 euros).

Así, la niña pudo volver a clase a fines de la pasada semana, “entre los aplausos de sus compañeros” según dijo su madre al portal Hespress; por su parte, el director dijo que se limitó a pedir a sus compañeros que “acogieran correctamente a su compañera”, y descartó que la escuela interponga un recurso contra el fallo del juez de Kenitra.

Un fallo que sentará precedente

La decisión del juez va a sentar sin duda un precedente no solo en la Escuela Don Bosco (1.400 alumnos), sino en los quince establecimientos de las Escuelas Católicas de Marruecos (ECAM), gestionadas por el Arzobispado de Rabat y donde estudian unos 12.000 alumnos, todos marroquíes musulmanes salvo raras excepciones.

A las escuelas de la red ECAM acuden alumnos de clase media atraídos por una enseñanza de calidad y más barata que en otros colegios privados, y aunque se llaman “católicas”, no se enseña la religión católica, sino la musulmana, optando por un ideario ecuménico.

Los padres que eligen esas escuelas aceptaban -hasta ahora- la prohibición del velo dentro del recinto escolar como parte del reglamento.

“Vemos que las cosas están cambiando culturalmente. Tendremos que estudiar si cambiamos las reglas de la red ECAM para encontrar un equilibrio con el entorno cultural de estas escuelas”, dijo Beylot a modo de reflexión.

“Hubo una época en que esto no constituía ningún problema”, continuó, en referencia a la popularización del velo en muchos entornos donde antes era testimonial.

En Kenitra, como en todas las ciudades pequeñas y también en los barrios humildes de las grandes ciudades, la generalización del velo es un hecho perceptible cada vez con más claridad en los últimos años.

Pero no parece casual que en la ciudad de Kenitra, donde se ubica la Escuela Don Bosco, el partido que domina el gobierno municipal sea el islamista Justicia y Desarrollo (PJD), que ha hecho bandera de cuestiones como el código vestimentario y la decencia femenina.

Han sido estas cuestiones las que han constituido la “marca de la casa” para el PJD y las que le han permitido diferenciarse del resto de partidos que se dicen laicos, y explican también de algún modo -junto a su discurso sobre la honradez- sus repetidas victorias electorales.

Y sin embargo, el partido ha optado por el perfil bajo en esta polémica del velo, pese a ser la primera que estalla en el país y que involucra a la misma iglesia católica, en un país donde siempre se cierne sobre los extranjeros una supuesta voluntad de injerencia en los asuntos locales.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share