Un grupo de católicos acude al Pleno de Alcázar (Ciudad Real) para protestar contra el laicismo

Habían sido convocados para apoyar al PP y protestar contra la moción de laicidad que se debatía en el Pleno

El Pleno del inicio de la remunicipalización del Agua acabó, ayer por la tarde, convirtiéndose en una convocatoria contra la laicidad, en la que un numeroso grupo de alcazareños católicos acudió para manifestar su apoyo al Grupo municipal del PP y protestar contra una moción presentada por la Alcaldía «por un estado laico y para que Alcázar forme parte de la futura red de muicipios laicos». Grupo que coincidió en el salón de plenos con los miembros de la Plataforma, pendientes del inicio de la remunicipalización de Aguas: los vecinos de La Pradera, atentos a la revisión del proyecto de la planta de neumáticos; y los miembros de Luz de La Mancha, preocupados porque siguen sin retomarse las obras de su residencia.

La referida moción se debatió como último punto del orden del día, después de siete horas de sesión y con el salón, pasillo y parte de la escalera llenos de público. Sobre la mesa, una propuesta para «asegurar la neutralidad ideológica de las administraciones pública y dar normalidad y cumplimiento a algo que recoge la Constitución desde 1978, en lo relativo a que ninguna confesión religiosa tendrá carácter estatal», según explicó la alcaldesa Rosa Melchor. Una moción, aprobada finalmente con los votos a favor de PSOE, IU y Equo, para «garantizar y fomentar la libertad de conciencia individual y la independencia efectiva del Estado con respecto a cualquier confesión religiosa o ideología particular, asegurando así la neutralidad ideológica de las administraciones públicas».

    Intención y propuesta muy cuestionada y rebatida por el concejal del PP, Eduardo García Villajos, quienmostró de manera contundente el rechazo de la oposición a la pretensión del Equipo de Gobierno de «imponer la ideología laicista frente a la libertad religiosa y la aconfesionalidad del Estado», así como a la creación «de un observatorio de laicidad al más puro estilo dictatorial, para el control y fiscalización de las manifestaciones de fe y culto». Rechazo aclamado y aplaudido en reiteradas ocasiones por el grupo católicopresente, formado por miembros de cofradías, hermandades, organizaciones vinculadas a la Iglesia, varios sacerdotes y vecinos en particular (según explicaron algunos a El Semanal, acudieron al Pleno convocados a través de las redes sociales y grupos de whatsapp con la intención de dejar clara su postura contra el laicismo y su apoyo incondicional a la iglesia católica).

    A pesar del esfuerzo de la propia alcaldesa y de los portavoces de PSOE, IU y Equo, Mariano Cuartero, Antonio García y Elisa Diaz para explicar el sentido de esta moción y aclarar que la propuesta no iba en contra de la iglesia católica, la exposición de motivos apenas fue tenida en cuenta, resultando un debate estéril que, lejos del acercamiento, sólo sirvió para reafirmar posturas. En un lado, los izquierdistas, intentando separar laicidad y libertad religiosa; y en otro, el Partido Popular y los seguidores de la Iglesia, dispuestos a defender la fe católica a toda costa.

    El Pleno terminó con la votación de la propuesta (sacada adelante por PSOE, IU y Equo) mientras parte de los asistentes cantaban el himno de Alcázar a Jesús Nazareno; lo que provocó el cierre de la sesión de forma precipitada y sin dar paso a los Ruegos y Preguntas, lo que generó aún más malestar entre el público.


pleno Alcazar sobre laicidad  2016 concejales

Para todos, para todas, contra nadie

Opinión de los concejales de Equo en Alcázar

El pleno del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, en la sesión celebrada  ayer,  1 de junio de 2016, aprobó, con los votos a favor de PSOE, IU y EQUO , una moción presentada por la Sra. Alcaldesa POR UN ESTADO LAICO Y PARA QUE ALCÁZAR DE SAN JUAN SE SUME A LA FUTURA RED DE MUNICIPIOS POR UN ESTADO LAICO.

Desde EQUO pensamos que el debate era innecesario e inoportuno, por la cercanía de las elecciones y que fue utilizado por los dos partidos mayoritarios, PSOE, con el apoyo de IU y PP, para sembrar confusión y sacar rendimiento electoral.

Por parte del equipo de gobierno, al plantear un debate que no responde a ninguna necesidad real de la población y que para nada cambia la situación existente.

Por parte del PP, al intentar transmitir a la ciudadanía católica la idea de que esta decisión supone alguna merma de sus derechos.

Ante la situación planteada, nos vimos obligados a decidir entre las dos posturas: la del PSOE, inoportuna e innecesaria, pero de acuerdo con lo recogido en nuestro programa electoral, y la del PP, que intenta mantener los privilegios de la Iglesia Católica, sin reconocer la existencia de otras confesiones, utilizando para ello la presión de algunos ciudadanos y ciudadanas presentes en el pleno con una actitud nada respetuosa y democrática.

No habría sido coherente abstenernos o votar en contra de una moción que recoge nuestro modo de pensar. Una vez que se descartó nuestra propuesta de posponer la decisión y proponer un debate sosegado y reflexivo, la única opción era votar a favor, que se fundamenta en los argumentos siguientes

RESPETO A TODOS LOS CIUDADANOS Y A TODAS LAS CONFESIONES RELIGIOSAS es el punto 9 del programa electoral de Equo Alcázar Vecinal, cuando habla de laicidad.

Es imprescindible que la población tenga claro qué es la laicidad y qué resultados tiene sobre las creencias de las personas.

  “La laicidad del Estado y de sus instituciones es ante todo un principio de concordia de todos los seres humanos fundado sobre lo que los une, y no sobre lo que los separa”.

 La carta europea de laicidad se apoya en tres principios intrínsecos a la propia democracia y a los Derechos Humanos: La libertad de conciencia, la igualdad de derechos y la universalidad de las políticas públicas”.

El mismo Papa Francisco ha manifestado:

 “La convivencia pacífica entre las diferentes religiones se ve beneficiada por la laicidad del Estado, que, sin asumir como propia ninguna posición confesional, respeta y valora la presencia del factor religioso en la sociedad”.

-“Un estado debe ser laico, los estados confesionales terminan mal. Esto va contra la Historia. Creo que una laicidad acompañada de una sólida ley que garantice la libertad religiosa ofrece un marco para avanzar».

A pesar de la decisión que se tomó ayer, podemos seguir avanzando. Pedimos a todos un debate meditado y sereno  y  respeto a las creencias de los demás. Que no haya injerencias de la Política en la Religión ni de la Religión en la Política. Eso es lo que  busca la laicidad.

No permitamos que los puentes tejidos en Alcázar por el trabajo en comunidad y en redes de solidaridad se quiebren.

Ese trabajo está hecho con las aportaciones de muchas personas de muchos credos que trabajan por un objetivo común: luchar solidariamente contra la pobreza y ayudar al desarrollo de quienes más lo necesitan.

Ese capital no se puede perder por la falta de previsión de las consecuencias de un pronunciamiento político.

Queremos dejar claro el fundamento de  nuestra postura a favor del laicismo:

UN ESTADO LAICO FACILITA LA CONVIVENCIA, IGUALA A LAS PERSONAS, INDEPENDIENTEMENTE DE SUS CREENCIAS, ES BENEFICIOSO PARA TODOS, PARA TODAS Y NO VA EN CONTRA DE NADIE.

Juan Garrido, Elisa Díaz, Francisco García-Navas, Grupo Municipal de EQUO

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...