Un convenio de 100.000 euros permitirá intervenir en el patrimonio religioso

La Diputación de Teruel aporta 45.000 euros al convenio

La Diputación de Teruel (DPT) firmó ayer con el Arzobispado de Zaragoza y la Obra Social de Ibercaja un convenio por valor de 100.000 euros para la intervención en el patrimonio religioso del Bajo Aragón. Las actuaciones a desarrollar durante este año se llevarán a cabo en Albalate del Arzobispo, Cretas, Fórnoles y Mazaleón, y permitirá acometer obras de urgencia en edificios religiosos para su conservación.

El convenio fue suscrito ayer en Teruel por la presidenta de la DPT, Carmen Pobo, la directora de la Obra Social de Ibercaja, Teresa Fernández, y el ecónomo diocesano de la Archidiócesis de Zaragoza, Ernesto Meléndez.

Es el sexto año que las tres instituciones firman esta colaboración para intervenir en el patrimonio artístico del Bajo Aragón, mientras que en los municipios dependientes del Obispado de la Diócesis de Teruel y Albarracín se lleva trece años haciéndolo. En mayo pasado se suscribió un convenio en esa línea por un importe de 201.160 euros.

La presidenta de la Diputación de Teruel destacó la colaboración interinstitucional a la hora de sacar adelante proyectos de este tipo. Pobo valoró que de esta manera se pueda intervenir en la rehabilitación de edificios que forman parte del patrimonio histórico turolenses. Precisó que las actuaciones que se van a llevar a cabo son de urgencia, al haberse evaluado las más necesarias puesto que las peticiones son muchas.

El convenio con el Arzobispado de Zaragoza y la Obra Social de Ibercaja es similar al que la DPT firma con el Obispado de Teruel para la Diócesis de Teruel y Albarracín. En el caso del Bajo Aragón, se interviene en los 47 municipios que pertenecen a los arciprestazgos de Alcañiz, Híjar y Valderrobres.

Pobo adelantó que la intención es volver a firmar otro convenio el próximo año, "por lo menos en esa misma cuantía" porque es necesario y porque al intervenir los tres juntos se consigue preservar el patrimonio de la provincia. La presidenta aclaró que en las intervenciones se han fijado como prioridad las iglesias, para después trasladar este tipo de actuaciones a las ermitas, en las que de momento solo se están atendiendo las situaciones de urgencia.

Principios de año

La presidenta de la corporación provincial abogó por que el convenio del próximo año se pueda firmar a principios del ejercicio para que las actuaciones a desarrollar en el patrimonio puedan realizarse en primavera y verano.

La Diputación de Teruel aporta 45.000 euros al convenio y el Arzobispado de Zaragoza una cantidad similar, mientras que Ibercaja colabora con una dotación de 10.000 euros. Las obras se realizan directamente a través del Arzobispado, que es quien fija las prioridades.

El dinero del convenio se reparte a partes iguales, 25.000 euros en cada una, entre las cuatro actuaciones que se van a llevar a cabo. Entre las obras está prevista la consolidación de los muros y cubierta en el Santuario de Nuestra Señora de Arcos en Albalate del Arzobispo, así como el acondicionamiento en la cubierta y campanario de la Iglesia de la Asunción.

También se intervendrá en Fórnoles para el acondicionamiento de la fachada y torre de la iglesia de Santa María, y en Mazaleón, donde se sustituirán las cubiertas en el complejo parroquial.

Ernesto Meléndez, ecónomo diocesano de la Archidiócesis de Zaragoza, agradeció la colaboración de la DPT y de Ibercaja para la salvaguarda del patrimonio cultural con unas aportaciones económicas que en el escenario actual "son todavía más valiosas", dijo. "Se trata de obras de urgencia, si no, no se podrían llevar a cabo", señaló, para recordar que son muchas las peticiones que se hacen y pocos los medios.

En este sentido, apuntó que con el dinero del convenio da para atender un 20 o 25 por ciento de las necesidades que se tienen, pero reconoció que hoy día se gasta el dinero de forma más eficiente de manera que "con menos dinero se pueda hacer más".

Buena conservación

Meléndez aseguró que el patrimonio está bien conservado y que las intervenciones que se están haciendo son "necesidades urgentes" para que los problemas que puedan surgir no se agraven. Básicamente se centran en consolidación de estructuras y cubiertas.

La directora de la Obra Social de Ibercaja, Teresa Fernández, comentó que para esta entidad es un "placer" apoyar esta clase de iniciativas, y que lo importante es "ir de la mano" junto con otras instituciones.

A este respecto, valoró que en los últimos seis años se han invertido a través de estos convenios 2 millones de euros en salvaguardar el "riquísimo patrimonio" de la provincia que "hay que defender y proteger", dijo.

convenio Teruel 2013

De izquierda a derecha: Ernesto Meléndez, Carmen Pobo y Teresa Fernández durante la firma del convenio | DIARIO DE TERUEL

Archivos de imagen relacionados

  • convenio Teruel 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...