Un centenar de entidades reclama un pacto nacional por la laicidad en Catalunya

Un centenar de entidades y sindicatos, lideradas por el Movimiento Laico y Progresista, han reclamado un pacto nacional por la laicidad que asemeje Catalunya al modelo francés, de cara a los próximos comicios autonómicos.

   En rueda de prensa este martes, el secretario general del Movimiento Laico y Progresista, Jofre Villanueva, ha revelado que el manifiesto cuenta además con 600 adhesiones individuales y de las formaciones políticas ICV, EUiA y ERC, mientras que con CiU están en conversaciones.

   "El próximo gobierno tiene una oportunidad para construir un acuerdo de mínimos en materia de laicidad y crear una sociedad más cohesionada con la laicidad como principio fundamental de la democracia", ha explicado Villanueva, que añade que su objetivo es irrumpir en la campaña electoral.

   Los sindicatos UGT, CC.OO. y USTEC·STEs, la Asociación de Maestros Rosa Sensat, Ateus de Catalunya, Ateneus Laics i Progressistes, Unesco de Catalunya (Unescocat), Esplais Catalans, el Consejo Nacional de Juventud de Catalunya (CNJC), la Confederación de Asociaciones de Vecinos de Catalunya (Confavc) y la Federación de Asociaciones de Madres y Padres Alumnos de Catalunya (Fapac) son algunos de los adheridos.

   También la Escola Ferrer i Guàrdia, Fedelatina, la Fundación Pere Ardíaca, la Junta Islámica Catalana, Sos Racismo, las juventudes de Esquerra Verda, Socialistas de Catalunya y de ERC también se han sumado a la petición.

   El secretario general de CC.OO., Joan Carles Gallego, ha destacado que no se trata de un "simple posicionamiento", sino que la voluntad real es conseguir "políticas concretas" en el ámbito educativo, cultural y deportivo.

   "Más libertad, más respeto y más tolerancia", ha reivindicado el líder sindical, suscrito por su homólogo en UGT, Josep Maria Álvarez, que ha considerado el citado debate como un elemento "clave" para superar los problemas actuales. "La base debe ser la igualdad", ha apostillado.

   Desde Unescocat, su director, Miquel Escomba, ha argumentado que la solución para este debate se encuentra en '3D': la democracia, el debate y la diversidad. Para Escomba, Catalunya está liderada por una mayoría católica conservadora, que "impide" este proceso.

   Por su parte, la presidenta de la Asociación de Maestros Rosa Sensat, Irene Balaguer, ha lamentado que haya centros y salas de justicia presididas por símbolos religiosos, como un crucifijo, y que la asignatura de Religión esté en el currículum de los alumnos, aunque no sea puntuable.

   "Yo quiero poder decidir para que cada uno de los niños y niñas puedan decidir en el futuro qué es lo que quieren", y de esta forma dejar de imponer, ha exclamado Balaguer.

   Según Villanueva, la crisis económica genera un "ambiente propicio" para situaciones de conflicto, como el acaecido en Salt (Girona), que ha confiado en que no se "extienda" en todo el territorio catalán.

   A su juicio, el citado pacto debe ser para la convivencia y debe representar al conjunto de la sociedad catalana para que la laicidad consiga una "sociedad libre y plenamente democrática", ha concluido.

   Las escritoras Rosa Regàs y Gemma Lienas, el director del Institut d'Estudis Ilerdencs, Albert Turull, el cantautor Cesk Freixas, el teólogo Juan José Tamayo, los cantantes Lluís Gavaldà y Gerard Quintana, el promotor musical Pere Camps y el catedrático de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) Vicenç Navarro son algunos de los 600 apoyos individuales a la reclamación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...