Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Un alto porcentaje de pastores evangélicos difunde teorías de conspiración

Un alto porcentaje de miembros de iglesias evangélicas, incluyendo congregaciones latinas, acepta o difunde teorías de conspiración, con consecuencias negativas tanto para el cristianismo tradicional como para la sociedad en general, revela una encuesta nacional difundida este martes.

El sondeo, a cargo de LifeWay Research, encontró que un 49% de los pastores encuestados afirma que en sus congregaciones los miembros “frecuentemente repiten teorías de conspiración“, con un 53% de esos evangélicos “de acuerdo” o “muy de acuerdo” con esas teorías.

En el marco de este estudio, “teoría de conspiración” se define como “una teoría que explica un evento o una serie de circunstancias como el resultado de un acuerdo entre poderosos conspiradores”.

Aunque el estudio no las menciona, las teorías de conspiración más recientes (y aparentemente las más populares en las iglesias evangélicas) son aquellas relacionadas con las recientes elecciones presidenciales y con los supuestos “verdaderos propósitos” de las vacunas contra la covid-19.

Entre los evangélicos latinos, en poco más de una de cada tres iglesias (36 %) es común escuchar teorías de conspiración “para explicar lo que le está pasando” al país.

El mismo porcentaje ocurre entre las iglesias afroamericanas, mientras que entre los pastores blancos con congregaciones de más de 250 personas esa cifra llega al 61%.

“Las iglesias cristianas dicen ser lugares enfocados en la verdad. Sin embargo, la mitad de los pastores escucha con frecuencia la difusión de supuestos complots. Esa desconexión es asombrosa”, afirmó Scott McConnell, director ejecutivo de Lifeway Research, al presentar el informe.

Teorías sobre la vacuna del COVID-19

Uno ejemplo de un pastor latino difundiendo una teoría de conspiración (no mencionado en el reporte de LifeWay) es el reciente caso de Guillermo Maldonado, fundador del Ministerio Internacional Rey Jesús en Miami.

A principios de diciembre de 2020, Maldonado les sugirió a sus feligreses no recibir la vacuna contra la covid-19 porque esa vacuna, en su opinión, les alteraría el ADN y le permitiría al gobierno rastrear a las personas.

En un sermón bilingüe compartido en las redes sociales, Maldonado sostuvo que existiría una “agenda satánica global” por la que “el gobierno” suprimiría la libertad de las iglesias cristianas.

Según reportes, unas 800,000 personas dejaron mensajes positivos o compartieron el sermón de Maldonado.

Esa situación y otras muchas similares protagonizadas por pastores protestantes blancos se han transformado por dos motivos en “una tendencia preocupante”, dijo McConnell.

Desde un punto de vista religioso, cuanto más se aceptan en una iglesia las teorías de conspiración, menos comparte esa iglesia el mensaje cristiano tradicional. De hecho, según otro estudio por LifeWay, el 55% de quienes asisten a iglesias protestantes no invitan a otros a ser parte de la iglesia.

McConnell calificó esa situación como “dejar de lado un firme mensaje de esperanza por un incierto mensaje de temor”.

Y a nivel social, la propagación desde el púlpito o en las redes sociales de las teorías de conspiración es una actitud “irresponsable” porque “refuerza estereotipos negativos” tanto sobre los cristianos como sobre ciertos grupos de personas o partidos políticos.

Al reflexionar sobre los resultados de la encuesta (realizada entre septiembre y octubre de 2020, es decir, antes de las elecciones presidenciales), McConnell lamentó que, en muchos casos, la misión de la iglesia ya no sea “compartir las enseñanzas de Jesús”, sino “compartir cosas que pueden ser, pueden suceder, o meramente parecen posibles”.

Total
1
Shares
Artículos relacionados
Total
1
Share