Un 38,67% de los contribuyentes cántabros marcaron en 2010 la X de la Iglesia en su Renta, 4 puntos más que la media

La Diócesis de Santander sumó por este concepto casi 3,3 millones de euros, el 17,5% de los ingresos obtenido

COMENTARIO: Dicen que el 80 % se declara católico, pero luego sólo el 36% marca la casilla del IRPF, y eso que no les cuesta nada a los que la marcan, sino que sale del bolsillo de todos. Si se tuvieran en cuenta estos datos ¿dónde queda la mayoría católica en España?


Un 38,67 por ciento de los contribuyentes cántabros que participaron en la última campaña de la Renta, correspondiente al ejercicio 2010, marcaron la X para la asignación en favor de la Iglesia, casi cuatro puntos por encima de la media nacional.

Concretamente, la Diócesis de Santander recibió el año pasado por la asignación de la Renta 3.286.693 euros, lo que supone un 17,5 por ciento del total de los ingresos, que ascendieron a un total de 18.857.439 euros, según ha informado en una rueda de prensa Carlos Ruizgómez Guerra, laico del Consejo Diocesano para el Sostenimiento de la Iglesia.

Con estos datos, la asignación tributaria a la Iglesia es, para la Diócesis de Santander, el segundo concepto en volumen de ingresos, sólo por detrás de la aportación directa a los fieles que, con más de seis millones de euros en 2010, significó el 32,5 por ciento del total.

Durante la presentación de la campaña de sensibilización para potenciar la asignación en favor de la Iglesia de cara a la campaña de la Renta de este año, que tiene como eslogan 'Ayúdanos para seguir ayudando. No te costará más, no te devolverán menos', Ruigómez Guerra ha considerado "importantísimo" marcar la X a favor de la institución eclesiástica –que, según ha dicho, "normalmente aporta más de lo que recibe"– para que pueda seguir desarrollando su labor espiritual y asistencial.

SUPERÁVIT

Sin embargo, en 2010 las cuentas de la Diócesis de Santander arrojaron un superávit de 310.000 euros –casi 18,55 millones de euros de gastos frente a los 18,86 de ingresos–, si se toman conjuntamente los datos económicos del Obispado y de las 713 parroquias de la Diócesis–.

Precisamente, las parroquias acabaron con un saldo positivo de aportación de los cántabros a través de la Renta supuso para la Diócesis de Santander, lo que contrarresta los 79.000 euros de pérdidas que experimentó el Obispado.

En el capítulo de gastos de la Diócesis, el 28 por ciento, unos 5,2 millones de euros, fueron para el pago de personal, mientras que 10,75 % se destinaron a obras de caridad –un 6,35 por ciento a través de diferentes colectas, como la del 'Domund', y un 4,4% a través de Cáritas Parroquiales–.

Además, la Diócesis de Santander aportó 731.795 euros por el IVA, 325.888 por parte del Obispado y 405.906 procedente de las parroquias integradas en ella.

APORTACIONES DE LOS FIELES

Por su parte, el ecónomo y vicario de Asuntos Económicos, José Olaiz, ha explicado que las aportaciones de los fieles se mantuvieron "en el mismo nivel" que en años anteriores, si bien ha señalado que en 2010 se consiguió recaudar "un poco más", en parte justificado por algunas colectas específicas que se llevaron a cabo para recaudar fondos con motivo de alguna de las "catástrofes" ocurridas el año pasado.

Cuestionado sobre el peso que tuvieron las cuotas periódicas o domiciliaciones de los fieles, por las que en 2010 se consiguió recaudar en la Diócesis 346.365 euros, Olaiz ha opinado que se trata del "mejor sistema" y el "más limpio" para recibir la aportación directa de los fieles y ha destacado la evolución que se ha experimentado en los últimos años, cuando, según ha dicho, el Obispado hace tres años "no recibía nada" a través de este mecanismo.

A su juicio, éstas son el "mejor sistema" y se ha mostrado a favor de retirar las "cestas" de donativos de las parroquias en favor de las domiciliaciones periódicas por parte de los fieles.

Sin embargo, reconoce que la gente "todavía no está mentalizada" para ello y ha señalado que "de la perfección a la realidad, hay un trecho".

A pesar de esto, y en base a sus 52 años como sacerdote, Olaiz ha defendido que "si a la gente se le informa y se le educa colabora muy bien" y "muy generosamente".

Por otra parte, Valentín Laso, laico del Consejo Diocesano para el Sostenimiento de la Iglesia, ha recordado que marcar la X en la casilla de la Iglesia en la Renta es "compatible" con la de 'Otros fines sociales'.

En este sentido, ha alertado del "desconocimiento" que, a su juicio, existe por los ciudadanos sobre la asignación a favor de la Iglesia y también sobre las labores que desarrolla Iglesia, que ha resumido en tareas asistenciales y caritativas; actividades pastorales y litúrgicas, y aquellas de ámbito educativo y cultural.

Además, ha insistido en la necesidad de la Iglesia de contar con recursos para seguir desarrollando su labor, de la que, a su juicio, el "Estado no podría prescindir", sobre todo, con la actual crisis económica.

LLAMAMIENTO DEL OBISPO

Por su parte, y a través de una misiva, el obispo de Santander, Vicente Jiménez Zamora, ha pedido "a todos los católicos" de la Diócesis y también a "aquellas personas de buena voluntad que aprecian y valoran la acción religiosa, espiritual, cultural, caritativa y social de la Iglesia" que colaboren en el sostenimiento de esta institución y ha abogado por que el número de contribuyentes que marquen la X de la Iglesia "vaya en aumento".

Ha explicado a los ciudadanos que la Iglesia para realizar su "misión" necesita "hoy más que nunca" la colaboración activa de todos sus miembros, a quienes ha instado a no estar "acomplejados" porque, según ha dicho, "el derecho de libertad religiosa necesita de fondos económicos para su ejercicio real".

En la misiva, considera que el nuevo sistema de asignación tributaria está "justificado y resulta correcto" en un Estado aconfesional como España ya que, en su opinión, "respeta" la libertad religiosa de todos pero también reconoce la vida religiosa y moral de los ciudadanos creyentes.

DATOS NACIONALES

Según los datos aportados por los representantes de la Diócesis de Santander en la rueda de prensa, el año pasado hubo casi 66.000 declaraciones más que en toda España marcaron la X en la casilla de la Iglesia en su declaración de la Renta.

En total, fueron 7.260.138 en toda España lo que, debido a que hay un número de contribuyentes que la hacen conjunta, pueden sumar un total de nueve millones de españoles.

Desde 2006, el número de declaraciones con asignación a la Iglesia ascendió en más de 800.000.

Sin embargo, han alertado de que, a pesar de estos resultados, se han ingresado 3 millones de euros menos debido a que muchos contribuyentes tienen unos beneficios menores por la crisis económica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...