Úbeda Laica analiza la laicidad durante el último mandato del PSOE en esa ciudad

Desde Úbeda Laica queremos expresar nuestra opinión sobre como el ayuntamiento de nuestro municipio, con la alcaldesa Antonia Olivares, la mayoría absoluta de su partido y un concejal no adscrito, ha gobernado nuestra ciudad durante estos últimos 4 años, incidiendo en los aspectos que como personas comprometidas con la separación de credos religiosos y administraciones públicas somos.

Si en el primer año, la terrible herencia dejada por el mandato conservador, obligaba a que tuviéramos paciencia sobre los avances en materia de laicidad, y, tras el paso de otros 365 días con sus largas noches, en Julio de 2017, reflejábamos que la situación municipal en materia de laicidad estaba en punto muerto, en el tercer año de mandato la situación no se movió un ápice como reflejamos en nota de prensa a comienzos de Verano de 2018. Seguimos viviendo de lo hicieron nuestros antepasados en el siglo XVI, y, desgraciadamente, en materia de laicidad la cosa no se aproxima a lo que debería ser el tercer mileno. Vayamos por partes.

La presencia de los miembros del equipo de gobierno, junto a los de la oposición en los distintos desfiles de la confesión católica no decae, siempre con medallas relucientes para resaltar que son autoridad, o con bastón de mando en el caso de la alcaldesa. El pasado año incluso en una procesión con misa previa de campaña realizada en el Hospital de Santiago en pleno solsticio de Verano. Como ya decíamos el año pasado y el anterior, pierden nuestra alcaldesa, concejales y concejalas una oportunidad para mezclarse con la ciudadanía que acude a estos actos.

Desde Úbeda Laica animamos a los concejales que se sienten católicos y / o que disfrutan con los desfiles procesionales, que compartan su devoción personal con el pueblo y dejen de confundir su cargo, que debe ser neutro en materia confesional con sus creencias, respetables y comprensibles pero que, les recordamos están dentro de la esfera privada, no pública. Denunciamos que en la agenda del consistorio ubetense, se abre un calendario previo a las celebraciones de la Semana Santa católica, para recoger la asistencia de ediles a dichas celebraciones. Es decir, en Úbeda tenemos institucionalizada por parte del ayuntamiento una celebración privada, como si la presencia en cualquiera de los excelentes pasos de las cofradías fuera la asistencia a un acto organizado por una entidad pública en la que es obligada la presencia del ayuntamiento.

Vemos que en el resto de temas que tratamos en el balance del tercer año de mandato la cosa sigue igual.

El cementerio municipal en sus obras de ampliación presidido por símbolos religiosos. Les recordamos que las cruces y demás símbolos religiosos deben circunscribirse al nicho o tumba y no al recinto que alberga a todos, tengan o no confesión cristiana.

El patrocinio de todo tipo de eventos religiosos por parte de nuestro ayuntamiento, es cada vez mayor. Además, con motivo de las fiestas del Renacimiento,organizada por el ayuntamiento, este año 2018 se celebró una “santa misa al estilo del Renacimiento”. Conocemos de las dificultades que muchas asociaciones de nuestra localidad tienen para contar con la ayuda promocional de sus iniciativas por parte del ayuntamiento mientras que las organizaciones ligadas a las iglesias, especialmente la católica, casi parecen áreas o patronatos del ayuntamiento.

Las procesiones y desfiles mañaneros siguen comenzando antes de lo anunciado de forma oficial con música que al interpretarse en horas muy tempranas molesta el descanso del vecindario por donde pasan, especialmente los domingos y festivos, sin que nos conste avisos por parte de las autoridades municipales para modificar esta conducta.

Los ensayos de las procesiones con tronos incluidos, siguen sin necesitar ninguna autorización para cortar calles, con las consecuentes molestias para el vecindario. Este malestar se ha visto reflejado este año 2019 con la recogida de firmas que se inició el 2 de Abril en un plataforma digital bajo el título “No a los Ensayos de tambores en el casco urbano en la ciudad de Úbeda”.

Los cohetes anunciadores de la romería del 1 de Mayo se siguen tirando a las 3 de la mañana con la consecuente molestia al vecindario. Este 2019 la protesta se ha extendido por redes sociales abriendo un debate en el que el consistorio debería tomar cartas en el asunto aplicando la ordenanza sobre ruido.

En relación con la educación, seguimos viviendo un injusto reparto de los centros educativos en nuestra localidad. Los centros católicos concertados están situados en las zonas de expansión de Úbeda y a la hora de poder solicitar un centro público,muchas familias comprueban que el que tiene más puntuación por domicilio está muy alejado de su residencia. Este año, además, se ha puesto en peligro varias líneas en la escuela pública por una actuación de SAFA denunciada por las AMPAS de las escuelas públicas de Úbeda. Recordamos, que hace 30 años SAFA presentó un estudio de viabilidad de la escuela nueva y dejaron claro al ayuntamiento que no se construiría ningún centro público por encima de la N-322. Esto lo han asumido como propio todas las autoridades competentes tanto de la Junta como del municipio.

Tampoco tenemos constancia de avances en otros aspectos, difusión del testamento vital, adecuación de la no confesionalidad del municipio en reglamentos de honores ( una imagen de la virgen sigue siendo alcaldesa perpetua) tampoco hay avances en la incorporación de referencias y conmemoraciones de carácter civil al calendario oficial.

Este pasado 2018 el puesto de bebidas y comida del cine de verano volvió a ser gestionado por una cofradía católica, y es que, desde Úbeda Laica no obviamos la situación de desempleo que sufren 4000 personas en nuestra localidad y nos parece un disparate que el ayuntamiento no facilite esta posibilidad de negocio a una familia que pueda sacar un dinerillo para paliar sus carencias.

Recordamos, una vez más, que la falta de recursos del ayuntamiento se podrá empezar a paliar consiguiendo más ingresos, el pago del IBI por parte de la Iglesias podría suponer un aumento de ingresos. Actualmente desde Úbeda Laica estamos realizando un estudio de los bienes exentos del pago de este impuesto. Sabemos que no es competencia municipal la modificación de esta ley, pero si lo es señalar que inmuebles no son destinados al culto y realizan actividades económicas, y por tanto deben pagar el impuesto. Sólo echando a un vistazo a los datos disponibles en la web de transparencia, podemos observar inmuebles que no pagan IBI pero que por su dirección díficilmente se pueden dedicar al culto.

Tenemos que añadir otro dato que deja en evidencia la igualdad de oportunidades de la población ubetense. El pasado noviembre como ya denunciabamos en nota de prensa se celebraron unas primeras jornadas de la salud organizadas por la Consejería de Salud ( que en esas fechas aún no estaba en manos de la derecha retrógrada) y en las que colaboraba el Ayuntamiento, en las que dos actividades estaban dirigidas únicamente a un grupo de mayores de una parroquia y a dos grupos de menores de la fundación don Bosco y de la residencia de la SAFA. Pueden consultar la nota de prensa que remitimos en su día en este link http://ubedalaica.blogspot.com/2018/11/jornadas-de-salud-para-unos-pocos.html.

Teníamos claro que nuestro equipo municipal sustentado por el PSOE, estaba muy por detrás en materia laicista del gobierno Sánchez surgido de la moción de censura , y confiabamos en que el PSOE de Úbeda fuera adaptándose a los nuevos tiempos y avanzara aunque fuera tímidamente. Desgraciadamente no ha habido avances en materia de laicismo en el gobierno Sánchez que pudieran arrastrar a sus correligionarios ubetenses

En resumen, esperamos tener más suerte con el nuevo gobierno municipal que surja de las urnas el próximo 26 de Mayo, tenemos que retroceder al primer año de mandato socialista para observar alguna mejora con respecto al anterior mandato de la derecha, recordamos que al menos fuimos recibidos por la alcaldesa, una concejala y un concejal del equipo de gobierno.

No obstante, y aunque soplan malos vientos, como siempre, estamos dispuestos a colaborar en aquellas materias en las que podamos aportan algo en pos de la razón, el laicismo y la convivencia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...