Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Fachada principal de la iglesia siríaca ortodoxa Mor Efrem en Estambul. / SAT 7 Tütk.

Turquía inaugura la primera iglesia (siríaca ortodoxa) construida por el Estado: “Estamos muy contentos”

En la inauguración del nuevo edificio de la congregación siríaca ortodoxa Mor Efrem, el presidente Erdogan dijo que se trata de una muestra de solidaridad “muy importante”.

El edificio de la iglesia siríaca ortodoxa Mor Efrem, en Estambul, ha pasado ya a la historia como el primer lugar de culto cristiano construido íntegramente con financiación estatal en los cien años de la Turquía moderna, el actual Estado laico que surgió tras la caída del Imperio Otomano. Sin embargo, su momento es estratégico.

En el acto de inauguración del edificio, que puede acoger hasta 750 personas, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha dirigido la atención al conflicto entre Israel y Hamás en Oriente Medio. “Vemos problemas en muchos lugares del mundo […] pero considero muy importante la solidaridad que estamos mostrando hoy aquí”, ha asegurado. 

Los trabajos de construcción comenzaron en 2019 y la obra también ha tenido el propósito de destacar a la comunidad de cristianos siríacos de Estambul, formada por unas 17.000 personas. De hecho, las raíces de estos cristianos en Turquía son realmente históricas, remontándose al siglo I d.C. en la región sureste de Turquía que se extiende hacia Siria e Irak. La iglesia principal de la comunidad se trasladó de la ciudad turca de Mardin a Damasco en 1932. 

“Siempre protegemos al oprimido contra el opresor. Es nuestro deber”, ha asegurado Erdogan al respecto.

¿Promoción de la libertad religiosa o estrategia política?

La inauguración del edificio se ha producido apenas tres años después del revuelo internacional que ocasionó la transformación de la iglesia-museo de Santa Sofía en mezquita por parte del presidente Erdogan, en julio de 2020. Incluso la UNESCO se manifestó públicamente en contra de la decisión del gobierno y la justicia turcos, y señaló que “un Estado tiene que asegurarse de que ninguna modificación socava el destacado valor universal de un lugar listado en su territorio”. 

Pero la polémica solo hizo que aumentar cuando un mes después, en agosto de 2020, el ejecutivo de Erdogan anunció que también convertía en mezquita la icónica basílica de San Salvador de Cora.

Ni siquiera había pasado un año cuando en junio de 2021 Erdogan inauguró una nueva mezquita ubicada en la céntrica plaza Taksim de Estambul, con capacidad para 2.500 personas en su interior y 4.000 en todo el recinto. “Nuestra mezquita ya ocupa un lugar destacado entre los símbolos de la ciudad”, decía entonces el presidente turco.

Así ha llegado el gobierno de Erdogan a la inauguración de la iglesia de Mor Efrem. De hecho, el presidente ha reivindicado que desde la llegada de su Partido de la Justicia y el Desarrollo al poder, en 2002, se han restaurado una veintena de edificios de iglesias en Turquía.

“Hemos escrito una carta de amor para cada individuo de nuestra nación, sin distinción de origen ni religión”, decía en las vísperas de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de mayo, que acabó ganando.

Estamos muy contentos”

Desde la comunidad siríaca ortodoxa aseguran sentirse “muy contentos” por su nuevo templo y destacan su valor histórico. “Es la primera iglesia de nueva construcción que abre sus puertas desde la fundación de la República Turca”, ha explicado el líder de los cristianos siríacos, Sait Susin, a AFP. Hasta ahora, ha asegurado Susin a la agencia de noticias Anadolu, “se construyó sin permiso oficial”. “Es la primera vez que una iglesia se construye oficialmente. Esto nos llena de orgullo”, ha remarcado.

Anteriormente, en declaraciones a Daily Sabah, Susin había señalado que detrás de la iglesia de Mor Efrem había todo un proceso de trabajo para “eliminar las diferencias”. 

Según ha explicado Susin a Anadolu, el coste del edificio ha sido de 4 millones de dólares. La estructura se divide entre un primer piso, que alberga una sala cultural para la celebración de ceremonias, como bautismos, funerales o bodas, y una planta baja principal destinada a las oraciones y rituales, y que también cuenta con una estancia para el obispo, habitaciones para los invitados y hasta un aparcamiento.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Ylva Johansson, Comisaría europea de Asuntos de Interior.Europa Press
Leer más

Europa advierte del riesgo terrorista: “La amenaza yihadista en la Eurocopa es real”

La comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, afirmó este lunes que la amenaza yihadista en los Juegos Olímpicos…
Total
0
Share