Sevilla. Vox y la Contrarreforma

VOX CONTRA LA MACULADA DE LAS SIRENAS. El caballo exterminador de la libertad de expresión.

Las elecciones han sido un momento memorable por muchos aspectos, algunos ajenos a la votación pero que nos sirven de termómetro para comprender la sociedad y la sociología de los que convivimos juntos.

La mesa electoral situada en la Casa de las Sirenas fue el escenario de un acontecimiento curioso y que demuestra claramente en que punto estamos sobre la convivencia y la libertad de expresión de esta Andalucía nuestra.

Como casa de la cultura del barrio de la Alameda, se desarrollaba  una colectiva de trabajos de alumnos de institutos de secundaria que se unían en un proyecto llamado ENMODOARTE.

En esta ocasión se llamaba CONSUMOARTE y hablaba mediante la estética del POP de todos esos productos culturales, religiosos, que consumimos, tantos elementos físicos como ideas gastadas, obsoletas o incluso represoras que siguen funcionando y coartando la libertad.

Lola Mena, profesora de dibujo de secundaria, era una de las profesoras que participaban en el proyecto con los trabajos de sus alumnos. Le pareció interesante el tema de las Maculadas. basándose en una propuesta que se había llevado al espacio cultural deL Antiquarium de Sevilla y que cuestionaba el año Murillo como paradigma de la ideología que se sigue manteniendo en esta Sevilla barroca.

La exposición celebrada en Enero de 2019 reivindicaba a la mujer y la necesidad de romper el estereotipo de la Inmaculada como modelo a seguir por todas las cristianas. Esa imagen de una mujer sumisa, virgen, callada a todos los mandatos de los hombres; representaba y sigue representando el modelo de castidad y paradigma de la sociedad patriarcal que quieren mantener los poderes fácticos. Las distintas artistas, entre las que me encontraba, intervinieron expresando y trabajando el tema de la Inmaculada en una exaltación de la creatividad y la libertad para elegir que demandamos las mujeres en una nueva sociedad que no machaque y haga de la estampita de la Inmaculada de Murillo, el ejemplo a seguir. En mi trabajo representé esa idea de la mujer como diosa que sale de las cavernas de la oscuridad patriarcal y se cubre el sexo con una concha para no escandalizar a los descreídos, estableciendo una mirada hacia el cielo, pues ella es la diosa de la que nace y se expande el Universo. Eva Güil, trataba a la inmaculada de Murillo como diosa que navega por el espacio interestelar en un remake de superheroina pop, Lou explicaba como a través de las marcas que consumimos nos llegan los mismos mensajes de pureza y vuelta a los orígenes, a nuestro pecado original con la marca de compresas Evax, Inmaculada Cunill denunciando al patriarcado y a la manada como idea represiva de la mujer, Charo Corrales con la Maculada que se lleva la mano al sexo reivindicando su derecho al placer. Y todo esto, fue tomado por Lola y por sus alumnos como un acicate para seguir trabajando el tema de la igualdad, de los valores obsoletos de la sociedad que recurre una y otra vez al tema de la Inmaculada de Murillo.

En su libro De la mansedumbre de los andaluces, o no? de Huan Porras, recoge un aspecto fundamental para comprender lo popular que ha sido la Virgen para la Contrarreforma y para Andalucía en concreto. Y es que el moro, que somos nosotros sino moros? O alguien puede pensar que después de 700 años alguien podría haber sobrevivido en la cueva sin estar islamizado? Pues eso, que la Virgen fue un elemento fundamental para la recuperación de la religiosidad del pueblo, la cruz era detestada por los islámicos, no podían comprender que una asesinato fuese reivindicado como imagen divina. En cambio el movimiento mariano, tenía el campo abonado con el culto a Fátima y la Virgen si fue recogida con más pasión por todos los que tenían que demostrar que ya no eran islámicos y se hacían entonces marianos.

En todos los procesos comprendemos como el termómetro de las libertades y las represiones actúan. Los de Vox y su caballo de la Reconquista, vio en las paredes del Colegio Electoral el sacrilegio que necesitaban para sacar la espada que volvería a cristianizar a los herejes. La espada de la represión ante el cuestionamiento de un dogma religioso, como ya en su tiempo, hizo la Inquisición. Esta fuerza renovada, parte de la creencia de que arrasarían en estas elecciones y una ola de españolismo catolicista taurino quemaría en las urnas a la izquierda roja y maculada. Pero ahora, que sabemos que aún tenemos esperanza, porque salimos a reivindicar que Sí se puede y que no pasarán las hordas de la represión y la regresión del pensamiento que oprime las libertades, la creatividad y la educación artística, tenemos que proponer otros símbolos, otros caminos que lleven a la sociedad a la igualdad de oportunidades, a la libertad de pensamiento, al respeto por la diversidad. Somos maculadas, defendemos la educación artística, el pensamiento divergente, nos gusta la cultura y convivimos y respetamos todas las expresiones artísticas barrocas, de esa Sevilla sabia, que es la que reivindico, que levanta una ola de pasión vistiéndose de nazareno aunque sea morisca, atea o judía, que como aquí bien se dice, la procesión va por dentro, y creemos que educar en la igualdad de la mujer, cuestionando los estereotipos creados por la religión, es una de las formas que creemos fundamentales para impulsar una educación creativa, transformadora de los aspectos negativos de la sociedad patriarcal y consumista.

Ángeles de la Torre. Profesora de Educación Secundaria. Participa en la Colectiva de las Maculadas. Antiquarium de Sevilla.

__________

*Los artículos de opinión expresan la de su autor, sin que la publicación suponga que el Observatorio del Laicismo o Europa Laica compartan todo lo expresado en el mismo. Europa Laica expresa sus opiniones a través de sus comunicados.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...