Se ha abierto una vía de diálogo con la Delegación del Gobierno, según laicos

La propia delegada del Gobierno, según el presidente de AMAL, se ha puesto hoy en contacto telefónico con los firmantes de la solicitud de manifestación para fijar una reunión mañana a mediodía, con lo que "se abre una vía de diálogo" sobre el recorrido, que fue rechazado por la Delegación del Gobierno.

A su juicio, el paso dado para la apertura del diálogo es "muy positivo para todos e indica un criterio de responsabilidad por parte de la delegada del Gobierno".

"El trayecto Tirso de Molina-Sol es irrenunciable para nosotros" ha dicho Vega, pero "entre medias todo es negociable" ya que, "cuando uno se sienta a dialogar, ambos tienen que ceder".

Los convocantes protestan "por la manera en la que se hace la Semana de la juventud católica, no porque venga Benedicto XVI", que puede "venir cuando quiera", ha continuado.

La discrepancia está en que "se pague con los impuestos de todos" y se utilicen servicios públicos e instituciones "en un Estado formalmente aconfesional, según la Constitución" y que una sentencia del Tribunal Constitucional ha definido como "Estado laico", por lo que "tiene que aparecer una voz crítica, discrepante", según Vega.

Para el responsable de AMAL, "existe una financiación directa por parte del Gobierno central y de la Comunidad de Madrid y luego indirecta mucha", que podría alcanzar "los 100 millones de euros por distintos conceptos".

A modo de ejemplo ha citado la rebaja de hasta 80% en el precio del billete turístico del Metro para los peregrinos, la apertura a éstos de los colegios públicos y a los más de 10.000 policías que velarán por la seguridad, y se ha preguntado "¿eso quién lo paga? El resto de los ciudadanos".

En su opinión, se ha utilizado para financiar "un acto privado" una "cifra mayor que los 40-50 millones" que la Comunidad de Madrid ha recortado en Educación, y "esta diferencia de trato en un Estado aconfesional es lo que nos indigna".

Según los convocantes, unas 5.000 personas podrían participar en la manifestación laica, que comenzará a las 19.30 horas y tiene previsto terminar a las 21.30 horas, aproximadamente.

Más de 140 asociaciones y plataformas laicas, cristianas, políticas, feministas, ecologistas, ateas y entidades, que a su vez representan a colectivos muy diversos, apoyan la convocatoria.

Durante la marcha habrá "libertad para pancartas", pero "dentro de un criterio", ha continuado, ya que si una pancarta dice algo como "colguemos al Papa", habrá que "convencer" a quienes la lleven para que la quiten, pues no se trata de "ir a provocar", ha explicado.

Tras la reunión con la Delegación mañana, se llevará la propuesta de recorrido a una reunión plenaria que mantendrán por la tarde con los representantes de las 150 plataformas y organizaciones, según Evaristo Villar, de Redes Cristianas.

"Si ha habido una puerta abierta, vamos a ver qué nos plantea la Delegación del Gobierno", ha dicho a Efe Francisco Delgado, de Europa Laica.

Lo que sí tienen claro, es que no aceptarán el recorrido por el barrio de Lavapiés, que propone la Delegación, y recuerdan que ya "las pasaron canutas" por sus calles estrechas en la manifestación atea del pasado mes de mayo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...