Sanidad alerta sobre el ´exceso verbal´ del arzobispo

Martínez Olmos cree que la opinión del prelado sobre la píldora postcoital y el condón «no tiene base científica»

El Ministerio de Sanidad no quiso ayer entrar en la polémica suscitada por el artículo del arzobispo de Granada, remitido a los medios de comunicación, donde sostenía que el preservativo "propaga" el sida y la píldora "abortiva" es autorizada por el Gobierno central porque "no deja rastro" y, por tanto, "nadie puede reclamar los crímenes de la humanidad de nuestros adolescentes".

Aun así, la opinión del arzobispo no dejó indiferente al secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, quien rebatió su argumento sin entrar al trapo. A su juicio, ambas consideraciones sobre el uso del condón y de la píldora postcoital son "un exceso verbal" producto de la "falta de información" o de "mal asesoramiento".

Lo cierto es que todos los medios de comunicación destacaban ayer las palabras del arzobispo entresacadas de un artículo de agradecimiento al Papa Benedicto XVI por su reciente viaje a África, que lleva por título ´¡Gracias, Santo padre!´, y donde, además, acusaba a las autoridades de "silenciar" el número de suicidios que, según él, se están produciendo entre las mujeres que optan por el aborto, o el hecho de que la primera causa de muerte entre los adolescentes "no son los accidentes de tráfico, sino los suicidios".

Dicho artículo también aparece en la revista religiosa ´Fiesta´ donde se aclara que su publicación sirve de respuesta a los intentos de algunos sectores de la sociedad civil de "ensombrecer" la visita del Papa a África donde se refirió a la lucha contra el sida y al uso del preservativo.

El secretario general de Sanidad rebatió sin estridencias el argumento de Martínez asegurando que "no tiene base científica alguna". "El preservativo es, a día de hoy, una de las soluciones más eficaces para prevenir enfermedades de transmisión sexual como el sida", aseguró Olmos, quien se limitó a recordar las recomendaciones que desde distintas instituciones, entre ellas la Organización Mundial de la Salud (OMS), vienen realizando para difundir la idea del uso del condón como "método eficaz".

Tanto las manifestaciones sobre el uso del condón como las consecuencias que, según el arzobispo, entraña la autorización de la píldora postcoital o del día después son, en opinión de Olmo, "un exceso verbal" que no comparte la comunidad científica y las principales instituciones relacionadas con la salud.

"Está reconocido por la OMS y por distintos gobiernos y asociaciones que la píldora postcoital -que a partir de agosto se podrá conseguir sin receta previa en farmacias-, es un método anticonceptivo de emergencia y no es encuadrable en tales afirmaciones".

"Estoy convencido de que cuando reflexione sobre sus palabras, el arzobispo rectificará porque su opinión está basada en consejos de personas que no están bien informadas", argumentó.

Por su parte, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía no quiso pronunciarse sobre las manifestaciones del arzobispo. Fuentes de dicho departamento tan solo se limitaron a precisar que la mayor causa de muerte entre adolescentes siguen siendo los accidentes de tráfico y no los suicidios, como sostiene el arzobispo en su artículo.
 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...