Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Sacerdotes alemanes desafían al Vaticano y bendecirán a parejas gays el próximo 10 de mayo

“He bendecido edificios y máquinas cosechadoras de remolacha. Entonces, ¿por qué no también a las personas que se aman?”, reclama el sacerdote y teólogo Burkhard Hose.

“El amor vence” es el nombre de la iniciativa que se desarrollará el próximo 10 de mayo en parroquias de toda Alemania para bendecir a parejas que sientan el amor, incluyendo a parejas de gays y lesbianas a pesar de la prohibición de la Congregación de la Doctrina de la Fe. La propuesta surgió de la diócesis de Hamburgo con el obejtivo de celebrar “la diversidad de los diferentes proyectos de vida e historias de amor de las personas” pidiendo la bendición de Dios.

Un paso histórico

“He bendecido edificios y máquinas cosechadoras de remolacha. Entonces, ¿por qué no también a las personas que se aman?”, asegura a KNA el sacerdote de Wuerzburgo Burkhard Hose desmarcándose de la prohibición vaticana. Este clérigo, junto a Bernd Moenkebuescher, de la ciudad de Hamm, en Renania del Norte-Westfalia, han recogido hasta el momento más de 11.000 firmas contra la prohibición de Doctrina de la Fe.

Para Birgit Mock, vicepresidenta de la Federación de Mujeres Católicas Alemanas, “el debate actual podría conducir a un paso histórico: una valoración positiva de la sexualidad vivida de forma responsable en la Iglesia católica en Alemania”. Y es que Mock preside la comisión dedicada a estas cuestiones en el Camino Sinodal junto al obispo Helmut Dieser. Prelado que, sin alentar la bendición, matiza que “en el caso de las solicitudes para bendecir a las parejas del mismo sexo, los ministros de pastoral están obligados por su conciencia”.

Cautelas desde la Conferencia Episcopal

La posición oficial, desde la Conferencia Episcopal Alemana, es algo crítica con estos ritos de bendición que se proponen para el 10 de mayo. Para el presidente, Georg Baetzing, “no son adecuados como instrumento de manifestaciones políticas eclesiásticas o acciones de protesta”.

Mientras, la diócesis de Hamburgo ha organizado estas celebraciones en más de 70 localidades en el mismo día en que la Iglesia Ortodoxa celebra a Noé el patriarca, quien vio el arcoíris finalizado el diluvio.

Total
1
Shares
Artículos relacionados
Total
1
Share