Rosa Díez ve «anticlericalismo y fanatismo puro» en las movilizaciones contra el Papa

COMENTARIO: UPyD y su líder han dejado muy claro su concepto de laicismo, muy lejano a la separación iglesia Estado y la neutralidad de la Administración o la libertad de conciencia que son los pilares sobre los que se asienta el laicismo. Esta formación política ha venido utilizando de forma "politica" e interesada su defensa del laicismo, que no es sino pura fachada como ahora viene a demostrar. Una prueba más de cómo cuando se les planteó el apoyo de la moción contra la financiación de la visita de Ratzinger, un acto pastoral, por parte del Estado,  en Granada, después de un inicial si debieron recibir la consigna contraria y se hicieron los "locos" para no suscribirlo, sin tan siquiera dar explicaciones.


   La líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha lamentado "el anticlericalismo y fanatismo puro" que observa en las movilizaciones contra el Papa, y cree que el hecho de que se les considere manifestaciones laicistas es "una ofensa para los que de verdad defienden un estado laico".

   En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, Rosa Díez se ha definido como "agnóstica" y dirigente de un partido que apuesta "por una España laica" y ha defendido el laicismo como la separación de poderes entre Iglesia y Estado, pero ve en España "muy poco laicismo y mucho fanático de uno y otro lado".

   A su juicio, la implicación del Estado en la visita del Papa Benedicto XVI es "adecuada" y "perfectamente normal", y la ha comparado con la visita de cualquier jefe de Estado u otra "personalidad importante".

   Así, ha aseverado que "se trata de un acontecimiento perfectamente organizado y regulado que no tiene más contrapartidas del Estado que las que pueda tener cualquier otra manifestación de cientos de miles de personas que requieren su ayuda", al tiempo que ha reiterado que manifestarse contra ello supone "un anticlericalismo tan trasnochado como el de quien quiera pretender desde la Iglesia imponer sus leyes".

   Por contra, la diputada de la formación 'magenta' en el Congreso considera que la autodenominada 'marcha laica' de este miércoles es "la reacción de unos pocos que se llaman a sí mismos laicos, pero que son anticlericales de libro".

   "Es la falta de respeto al otro y el tratar de imponer tus normas y tus propias leyes a quien tiene el derecho a profesar una religión y a manifestarse. En el fondo es falta de educación y pedagogía democrática", ha enfatizado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...