Religión sigue perdiendo adeptos entre el alumnado de Primaria

Cuatro de cada diez escolares de la pública no cursa esta materia en esta etapa. La opción ha caído un 7% en 4 años y el 31% de los niños estudia Valores

Religión sigue perdiendo terreno entre los alumnos aragoneses de Primaria. La asignatura, de oferta obligatoria para los centros y de carácter voluntario para el alumnado –que puede elegir entre esta materia o Valores Sociales y Cívicos–, ha perdido un 7% de adeptos en cuatro años, según los últimos datos (correspondientes al curso 2015-16) publicados por el Ministerio de Educación en el anuario estadístico Las cifras de la educación en España.

De este modo, los escolares inscritos en Religión católica han pasado a ser el 74% en el curso 2011-12 al 67,4% en el 2015-16. Por consiguiente, el alumnado que no cursa Religión se ha incrementado durante este periodo desde un 23,9% a un 30,8%.

Los porcentajes se sitúan en torno a la media estatal (65,9% de alumnos que eligen Religión y un 33,3% que no la cursa).

Sin embargo, Aragón es la comunidad donde más se estudian otras doctrinas religiosas en esta etapa de la enseñanza. El 1,8% de los escolares de la comunidad elige esta vía, el mayor porcentaje de todo el país salvo en Ceuta y en Melilla (55%) y muy por encima de la media nacional (0,8%). Esta diferencia es aún mayor en la escuela pública, donde el 2,5% de los niños cursa otras religiones distintas a la católica (evangélica, judía o islámica), el doble que en el resto del país salvo las dos ciudades autónomas. Cuatro de cada diez alumnos aragoneses que estudian en centros públicos de Primaria no cursan Religión.

Este curso, Religión o Valores continúan ocupando 90 minutos a la semana en el horario escolar de Primaria después de que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) decidiera, en septiembre del año pasado, mantener la suspensión cautelar de la orden dictada por el Departamento de Educación en verano y por la que reducía a 45 minutos semanales el horario lectivo de la asignatura.

El auto del TSJA dio al traste con los argumentos de la Administración, que había solicitado la imposición de los 45 minutos semanales al entender que «no es susceptible de producir situaciones irreversibles o de difícil reparación» y que los intereses de padres y alumnos no iban a ser perjudicados más allá del presente curso, «pues si el Tribunal Supremo estima el recurso cabe volver a la situación anterior».

Y eso que, apenas unos meses antes, el propio TSJA había dictado una sentencia que avalaba la reducción planteada por el departamento. Sin embargo, el recurso presentado por los obispos y por el colectivo que agrupa a los profesores de Religión fue estimado por los tribunales, que decretaron la suspensión cautelar de esa ejecución.

En ESO, el volumen de estudiantes aragoneses que elige no estudiar Religión es uno de los mayores del país. Dos de cada tres (66%) estudiantes de esta etapa optan por otras opciones, cuando la media estatal se sitúa en el 60%.

ALUMNADO EXTRANJERO

Por otra parte, el ministerio también expone en su último anuario que el alumnado extranjero presente en las aulas aragonesas ha crecido un 62% en una década. Los 16.642 escolares de otras nacionalidades que estudiaban en las aulas aragonesas en el curso 2005-2006 pasaron a ser 26.976 en el 2015-16. El incremento prácticamente duplica la media (35%).

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...