Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Reencuentro sin ´caldito´ pero con ´franqueza y buen ánimo´

Zapatero se reúne con el nuncio del Vaticano en España para examinar las desavenencias de los últimos meses. De la Vega informará hoy de la reunión

El esperado encuentro entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el nuncio del Vaticano en España, Manuel Monteiro, se produjo finalmente ayer y, aunque faltó el ´caldito´ prometido, la reunión parece ser un primer paso para normalizar las relaciones entre el Gobierno y la Iglesia después de las desavenencias de los últimos meses.
Zapatero y Monteiro se reunieron a solas, sin la presencia de ningún colaborador, en la sede de la Nunciatura, donde el representante del Vaticano en España recibió al jefe del Ejecutivo al pie de la escalinata. Ambos posaron sonrientes para la prensa durante unos breves instantes antes de entrar en el edificio.
Alrededor de una pequeña mesa, ambos degustaron una cena compuesta por delicias de calabacín y alcachofas sobre salsa de albahaca, lomo de merluza perfumado a la vainilla, tabla de quesos, y mousse de lima con gelatina de té de jazmín, todo ello regado con un vino de la Ribera del Duero, un Albariño y champán francés.
Algo más que el ´caldito´ que el jefe del Gobierno y el nuncio del Vaticano habían apalabrado compartir desde hace tiempo para tratar sobre las relaciones entre el Ejecutivo y la Iglesia.
Según una portavoz de Moncloa, que subrayó que las relaciones entre el Gobierno y el nuncio han sido siempre "muy buenas y cordiales", Zapatero llegó al encuentro con ánimo de hablar "con franqueza" y "buen ánimo".
La portavoz consideró que el "mensaje" de esta reunión está "implícito" en el propio encuentro en sí y remarcó la importancia de que se produzca precisamente en este momento.

Discrepancias. Zapatero tenía previsto trasladar al representante del Papa en España la postura del Gobierno sobre el acto de la familia celebrado el pasado 30 de diciembre en Madrid y la nota de los obispos con motivo de las próximas elecciones generales de marzo. El presidente ha considerado "inaceptable" que algunos cardenales digan que las leyes del Gobierno "hacen retroceder los derechos humanos" y "disuelven la democracia".
Asimismo, ha asegurado sentirse "dolido" porque la nota de la Conferencia Episcopal hace referencia "a la legitimidad o no legitimidad del diálogo para acabar con el terrorismo".
El Vaticano consideró en su día que la nota de la Conferencia Episcopal con orientaciones de voto entraba dentro de las "competencias" de los obispos.
Pese a los desencuentros, Zapatero ha insistido en que no desea revisar los acuerdos del Estado español con la Santa Sede "por lealtad a la Constitución", que habla de una "relación especial" con la Iglesia católica y, además, porque el modelo de relaciones es "adecuado". Sin embargo, no ha descartado que "se puedan dar nuevos pasos de revisión".
Fuentes del Gobierno consultadas por Efe remitieron a la rueda de prensa que ofrecerá hoy la vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, para informar del desarrollo de la entrevista.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Valverde, en la romería de la Virgen de las Nieves - Foto: LT
Leer más

Autoridades públicas en actos religiosos

De España: De otros países:
Total
0
Share