Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Platón y Bach tampoco encuentran su sitio en las aulas de Celaá: “Se impone la idea de educar para el mercado de trabajo y el consumo”

La asignatura de Filosofía estará presente con la ley Celaá también en 1º de Bachillerato, pero seguirá sin tener hueco en 4º de la ESO como sí ocurría antes de que el PP aprobara su ley Wert
Música y Plástica estarán diferenciadas y presentes en Primaria, pero en la ESO continúan sin ser obligatorias: en la Logse lo fueron hasta 3º de Secundaria
Los profesores lamentan que no se dé importancia a asignaturas que fomentan un pensamiento crítico que permite luchar, por ejemplo, contra las fake news o a las que enseñan a trabajar en equipo, como la música

Hace ocho años, cuando estaba a punto de aprobarse la ley educativa de turno, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, llegó a decir que había que eliminar del currículum escolar las asignaturas que “distraen”. No aclaró ni cuáles eran ni de qué distraían, aunque los hechos respondieron. El arte y la filosofía pasaron al segundo plano de las aulas, que casi las eliminaron. La bautizada como ley Wert, aprobada con la mayoría absoluta del PP, priorizó la lengua, las matemáticas y la ciencia, para decepción de los profesores de esas materias olvidadas que, ocho años después, van a seguir siéndolo. La nueva ley educativa (Lomloe o ley Celaá) introduce cambios en ellas, pero serán mucho más significativas sobre el papel que sobre la práctica, donde tendrán que seguir siendo el segundo plato —o hasta el postre— de la oferta educativa de nuestro país.

“Hay dos versiones de la educación. Una es la clásica, la ilustrada, la que busca la formación de ciudadanos con pensamiento crítico. Otra, que es la que se está imponiendo, dice que la educación es una preparación para la vida. Lo que pasa es que cuando dicen vida quieren decir mercado de trabajo y consumo. Hay que ser buen trabajador y buen consumidor. Y todo el pensamiento crítico que se escape a ese mundo, sobra”, lamenta, desde el otro lado del teléfono, Enrique Mesa, profesor de Filosofía en un instituto y presidente de la Asociación de Profesores de Filosofía de Madrid (APFM).

La asignatura que él imparte y defiende con ahínco nunca ha estado excesivamente valorada. Al menos así lo han mostrado las diferentes normativas educativas que ha ido aprobando cada Ejecutivo. La ley Wert fue la que más la maltrató y la que más protagonismo le quitó. Los conservadores eliminaron la asignatura de Ética de 4º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) —apellidada hasta entonces “y Ciudadanía”— y convirtieron en optativa la asignatura hasta entonces obligatoria de Historia de la Filosofía que se impartía en 2º de Bachillerato. La filosofía, por tanto, quedó reducida a una materia en 1º de Bachillerato. Si un alumno abandonaba antes el instituto o elegía continuar su educación a través de Formación Profesional (FP), salía de la escuela sin haber estudiado Filosofía jamás.

Por eso la Red Española de Filosofía comenzó a moverse. Gracias a una campaña a través de la plataforma Change.org consiguió recoger más de 211.000 firmas que finalmente fueron escuchadas en el Congreso de los Diputados. Su Comisión de Educación aceptó por unanimidad blindar la presencia de la asignatura en los centros educativos recuperando Ética en 4º de ESO e Historia de la Filosofía en 2º de Bachillerato. Todos los grupos lo apoyaron. Sin embargo, del dicho al hecho a veces hay un abismo.

El proyecto de ley de la Lomloe, que actualmente sigue su tramitación ordinaria en la Cámara baja, recupera la Filosofía de 1º de Bachillerato, pero no la Ética de 4º de ESO, algo que ha dejado a la Red Española de Filosofía, según dice su presidente, Txetxu Ausin, “bastante sorprendida”. “No entendemos que algo que había sido fruto del consenso se haya roto. Además, la asignatura de ética es el mínimo para que un estudiante acabe su ciclo obligatorio habiendo visto alguna vez una materia filosófica”, lamenta.

……………………………….

Seguir leyendo en InfoLibre

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Orden EFP/755/2022, de 31 de julio, por la que se establece el currículo y se regula la ordenación del Bachillerato en el ámbito de gestión del Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Extracto de los apartados sobre religión confesional Artículo 31. Título de Bachiller. 4. El título de Bachiller será único y se…
Total
0
Share