Piden tres años de cárcel para curadores de arte

Una pintura mostraba a Jesucristo como Mickey Mouse, otra como Vladimir Lenin. La exhibición de 2007 fue parte de un esfuerzo para combatir la censura en las artes, pero la Iglesia Ortodoxa rusa se horrorizó.

Ahora, después de un juicio de 14 meses, los dos prominentes curadores de arte de Moscú que montaron la exposición enfrentan hasta tres años en prisión.

Artistas y activistas han apelado al Kremlin para detener el proceso de Yury Samodurov y Andrei Yerofeyev, advirtiendo sobre el peligro de volver a la censura cultural de la era soviética con las reglas ahora dictadas por una iglesia conservadora y políticamente poderosa.

Hasta el ministro de cultura de Rusia dice que los acusados no hicieron nada que haya quebrado la ley contra la incitación del odio religioso.

Pero los fiscales se niegan a retractarse y han exigido una sentencia de tres años de cárcel cuando la jueza pronuncie su fallo el 12 de julio.

La exhibición "Arte prohibido" en el Museo de Sakharov, un centro de derechos humanos que lleva el nombre del celebrado físico disidente Andrei Sakharov, incluyó varias pinturas con imágenes de Jesucristo.

En una, Cristo aparecía con sus discípulos como Mickey Mouse. En la crucifixión, su cabeza fue reemplazada con una medalla de la Orden de Lenin.

Grupos religiosos ultranacionalistas ganaron el apoyo de la Iglesia Ortodoxa rusa para presionar a los fiscales para formular los cargos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...