Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Bandera de Dáesh en la ciudad de Raqqa (Siria).

Ocho combatientes yihadistas que cumplían penas de cárcel en España ya están en libertad

La mayoría de los retornados se enfrentan a juicios por integración en organización terrorista, que contempla penas de 6 a 12 años de prisión, pero difícilmente se puede acreditar su participación en otros hechos

En el argot policial se les conoce como retornados. Son personas que se marcharon a Siria o Irak -principalmente- para engrosar las filas del Estado Islámico, Al Qaeda o sus sucursales y que, tras combatir para extender su califato por la región, han vuelto a España. Individuos altamente radicalizados que en la mayoría de los casos han entrado en combate, por lo que se infieren sus conocimientos en el manejo de armas. Una vez llegan a nuestro país se les acusa de integración en organización terrorista, lo que supone su ingreso en prisión. Ocho de ellos ya han cumplido sus penas y están en libertad.

Según los datos que manejan los servicios de Información, a finales de 2021 se habían contabilizado 258 personas que se habían trasladado desde España rumbo a zonas de conflicto para integrarse en el Estado Islámico, Al Qaeda o las organizaciones que les han brindado fidelidad. La cifra apenas supone un aumento de cuatro nuevos individuos respecto a los que se habían contabilizado en 2020.

La influencia de la pandemia -con el consecuente incremento de los controles de seguridad en los aeropuertos- y el retroceso militar de la organización terrorista han rebajado el interés de sus adeptos de incorporarse al combate, señalan fuentes de seguridad a Vozpópuli.

El Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo ofrece información en su Balance del Terrorismo en España sobre la situación de los combatientes del Estado Islámico que han viajado a zona de conflicto desde España. De los 258 contabilizados sobre el terreno, 57 ya habían retornado a Europa, mientras que otros 76 habían perdido la vida. En este último apartado sólo se incluyen aquellos casos sobre los que hay una certeza fehaciente de su defunción. Excluidos los retornados y los muertos en combate, aún quedarían 125 personas sobre el terreno.

De los 57 retornados, 23 cumplían penas de prisión al finalizar el año 2021: nueve de ellos en España y el resto en otros países. ¿Y los 34 restantes? Ya habían quedado en libertad. Ocho de ellos, tras cumplir penas en centros penitenciarios de España.

Según fuentes consultadas por Vozpópuli, la mayoría de ellos son condenados por integración en grupo terrorista, al no poder probarse su participación en otros delitos. El Código Penal fija una pena de prisión de seis a doce años para este delito, pero que oscilan en función de la condena impuesta.

Algunos nombres conocidos

El Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo ofrece más datos sobre los individuos que se integran en las filas de Estado Islámico, Al Qaeda o sus filiales. “Los ciudadanos marroquíes representaban la gran mayoría de los desplazados a zonas de conflicto para integrarse en grupos terroristas, pues suman 157 combatientes, mientras que 48 eran españoles y otros 53 de diversas nacionalidades”.

También detalla que de todos los desplazados desde España, 227 eran hombres y 31 mujeres, y que la mayoría de ellos se dirigieron a Siria e Irak. La cifra total de combatientes extranjeros procedentes de Europa que se han enrolado en filas de Estados Islámico, Al Qaeda y otras organizaciones terroristas se ha cifrado entre los 5.500 y los 6.000.

En el caso de los combatientes españoles hay nombres tan mediáticos como el de Muhammad Yasin Ahram Pérez, conocido con el sobrenombre de El Cordobés o el hijo de la Tomasa. Con raíces en el municipio de Pedro Abad (Córdoba), apareció en un vídeo del Estado Islámico en el que en perfecto castellano amenazaba con la ‘reconquista’ de Al-Ándalus: “Españoles, os olvidáis de la sangre derramada de los musulmanes en la Inquisición española. Vengaremos vuestra matanza”.

El informe también recuerda a los periodistas españoles David Beriain y Roberto Fraile, asesinados junto a su colega irlandés Rory Young en una emboscada yihadista en Burkina Faso

También protagonizó numerosas informaciones Yolanda Martínez Cobos, una madrileña que había estudiado en el colegio Nuestra Señora del Pilar y se casó con Omar el Harshi, un español de origen marroquí conocido como un destacado reclutador del Estado Islámico. Juntos se marcharon a Siria, se enrolaron en las filas de Daesh y tuvieron varios hijos. Tras las derrotas militares de los terroristas, Yolanda acabó en el campo de detención de Al Hol, al norte de Siria.

El Centro Memorial aborda otros episodios relacionados con el terrorismo yihadista en el año 2021. En España se registró un ataque con un vehículo en la localidad murciana de Torre Pacheco, si bien el Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional aún trata de determinar si se trata de un ataque terrorista o si se enmarca en otros delitos. El informe también recuerda a los periodistas españoles David Beriain y Roberto Fraile, asesinados junto a su colega irlandés Rory Young en una emboscada yihadista en Burkina Faso, por terroristas al parecer vinculados a JNIM -organización afín a Al Qaeda cuyas iniciales corresponden a Grupo de Apoyo al Islam y a los Musulmanes-.

Además, recuerda que en 2021 se registraron nuevas amenazas de grupos yihadistas contra España, aunque no con la misma frecuencia que en años anteriores, probablemente por la debilitación de sus estructuras tras golpes policiales y militares. No obstante, cabe destacar que, coincidiendo con el juicio a los autores de los atentados de Barcelona y Cambrils, el Estado Islámico hizo un llamamiento a terroristas asentados en Marruecos para la ‘reconquista’ de Al-Ándalus.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share