No a la cesión de suelo municipal para instalar un Colegio del Opus Dei

Desde el Partido Socialista expresamos nuestro absoluto rechazo a la construcción en una parcela pública, de un colegio que va a segregar a niños y niñas.

Un colegio del Opus Dei con el doble de parcela que el público por tan solo 12.400€ al año, lo que representa pagar 1.000 € al mes por disfrutar de un parcela de 23000 m2 durante 75 años. Estas facilidades le van a permitir un gran número de instalaciones y escolarizar a muchos más alumnos.
Por el contrario, del futuro colegio público todavía no hay noticia alguna, y dudamos que esté terminado para septiembre del 2009.

La respuesta del Ayuntamiento al preguntarle qué opinan de la construcción de un centro de estas características es que, ellos se han limitado a ceder la parcela y que el concurso y adjudicación a la empresa ha dependido solo de la Comunidad de Madrid. Pero lo que es evidente, es que si de verdad consideraran como intolerable la cesión de fondos públicos para un colegio que separa niños de niñas, hubieran podido llevar a cabo acciones legales como la presentación de alegaciones en el momento que supieron la adjudicación provisional a esta empresa del Opus Dei, o presentación de recursos contra la adjudicación en el momento en que aparezca publicado en le BOCAM la adjudicación definitiva.

Por otro lado echamos en falta la significación con respecto al tema de la concejalía de Mujer que lidera Amparo Moriche y que tanto se jacta de defender y luchar la igualdad entre mujeres y hombres. 

Firma en contra del colegio del Opus (pincha aquí)

Nuestra oposición a la construcción es cuestión de principios.

1º Ante las razones puramente académicas que vierten los defensores de una escuela diferenciada por sexos (considerando que el ritmo de aprendizaje de niños y niñas es diferente y que con la diferenciación por sexos se mejoran los resultados académicos), nosotros defendemos una educación que no sólo debe evaluar unos resultados académicos sino constituir un mecanismo de transmisión de valores y de eliminación de diferencias. La educación es mucho más que un simple resultado a nivel de notas, sino que debe ser un instrumento integrador y socializador. La creación de este tipo de colegios es incompatible con la creciente diversidad de la sociedad.

2º Estamos en un país democrático con una Constitución votada por todos los españoles y que no permite hacer ningún tipo de diferencias por cuestión de sexos. En un siglo en el que la lucha por conseguir la igualdad entre hombres y mujeres es uno de los principios fundamentales de nuestra sociedad, no podemos permitirnos un retroceso de esta magnitud.

3º El PP se apoya en la hipótesis de que existe una gran demanda de este tipo de centros, pero no existe ningún dato objetivo que nos señale la veracidad de esta afirmación. Creemos firmemente que la construcción de un colegio, de ideario ultra conservador y ultra religioso, y que además diferencia sexos no es lo que mayoritariamente demandan los ciudadanos de nuestra ciudad. Recordemos que el curso pasado, 400 niños de la zona de Ensanche y Espartales que se quedaron sin plaza en centro público en periodo ordinario de escolarización pese a haberla solicitado.

4º Mientras existan carencias de plazas escolares públicas, estas deben ser prioritarias, y nos encontramos con un colegio que, aun impartiendo una educación diferenciada por sexos, recibe subvención pública por parte de la Comunidad de Madrid y que aun no habiéndose hecho pública en el BOCAM la adjudicación definitiva, ya ha empezado a dar información a los ciudadanos, mientras que del colegio público que se supone va a ser construido en la zona nadie sabe absolutamente nada.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...