Miret Magdalena ve «lógica» Educación para la Ciudadanía

El prestigioso teólogo progresista Enrique Miret Magdalena, entrevistado por elplural.com, ha hecho una reflexión bastante crítica y reveladora acerca de los últimos acontecimientos relacionados con la Iglesia Católica y las declaraciones de su máximo representante. Miret afirmó haber quedado "defraudado" por la conducta del Papa Benedicto XVI, que no habría cumplido con lo que había declarado en su época de cardenal; mostró su apoyo a la asignatura Educación para la Ciudadanía y aconsejó, con respecto a las manifestaciones o críticas contra otras religiones, que estas tuvieran lugar de modo respetuoso.

Preguntado por su opinión respecto a la última polémica declaración de Benedicto XVI, en la que este afirmaba que la doctrina católica se trataba de la única verdadera entre todas las religiones, Enrique Miret Magdalena dejó claro que –como es fácil de prever- estas declaraciones no ayudarán precisamente al diálogo ecuménico entre religiones.

Reconocer errores
Para Miret, “en la Iglesia Católica, a lo largo de los siglos, se han cometido muchos errores, muchas injusticias y mucha violencia, y somos los católicos los que tenemos que denunciarlas. Esa sería una de nuestras misiones. Me ha sorprendido lo que ha dicho el Papa actual, porque parece como si no hubiera habido errores en el cristianismo”.

Defraudado
El teólogo, tras valorar el flaco favor que las declaraciones de Ratzinger suponen para el diálogo entre religiones, se mostró muy crítico con la conducta del actual pontífice, al afirmar que “a mí me ha defraudado mucho este Papa, porque yo he defendido que, cuando era cardenal, hizo unas declaraciones a un periodista alemán y dijo muchas cosas que deberían suceder en el cristianismo y que se deberían decir con toda claridad. Ratzinger entonces hablaba de la crisis en el mundo occidental y de cómo la culpa de esa crisis era de las estructuras de la iglesia, que tenían que cambiar para hacerlas más atractivas” al cambiante mundo. La conducta posterior del Papa no habría satisfecho las expectativas creadas por sus declaraciones en etapas previas.

Respeto
Con respecto a la pancarta mostrada en los Sanfermines, en las que aparecía un cristo haciendo el saludo fascista –que ha provocado una enorme tensión en las fiestas navarras y en los círculos más conservadores de la Comunidad Foral-, Miret apeló a la cordura a la hora de reivindicar la libertad de expresión en ciertos casos: “Soy partidario de la libertad religiosa, pero no de modo que sea ofensivo para los demás. No podemos pensar que poseemos toda la verdad. Más que poseedores de la verdad somos buscadores de la verdad. Lo importante es que la divergencia de opiniones no se plantee de manera ofensiva”. Un respeto que todas las confesiones habrían de observar por igual, como en el polémico caso de las caricaturas de Mahoma.

El Arzobispo y La Falange
La pancarta que escandalizó a los círculos religiosos navarros pretendía ser una crítica contra las pasadas declaraciones del arzobispo de Pamplona, Fernando Sebastián, en las que éste recomendaba el voto para partidos como Falange Española y de las JONS o Comunión Tradicionalista, entre otros. Para Miret Magdalena, “Sebastián ha cambiado mucho desde hace tiempo y se ha convertido en un defensor de causas perdidas”. Aun asumiendo esta evolución del religioso navarro, Miret se mostró también sorprendido de tales recomendaciones a partidos como falangistas y requetés, que “a mí me han tocado vivir”.

La misa en latín
La proposición de Ratzinger de que la misa volviera a ser en latín sería, para el teólogo, otra prueba más de la involución en la que, a pesar de su crisis, se encontraría inmersa la Iglesia Católica. Miret, a este respecto, recordó que, “desde los primeros tiempos del cristianismo”, las misas se adaptaban al lenguaje de las comunidades, por lo que unificar o fijar una lengua oficial llevaría, sin duda, a que más personas perdieran interés por la doctrina católica.

EpC
Miret Magdalena no se mostró, ni de lejos, en la misma posición que los obispos más conservadores –que “se meten donde no se tienen que meter” con respecto a la vilipendiada asignatura Educación para la Ciudadanía. “Dados los tiempos actuales, es bueno que se impartan lecciones sobre cómo convivir en un ambiente multicultural” y, en este sentido, esta enseñanza es completamente “lógica”. “Se nos tiene que enseñar a ser ciudadanos respetuosos”, declaró a elplural.com Enrique Miret Magdalena.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...