Mantener y aumentar el dogma religioso degrada la educación y la situación del profesorado

El recorte de Valores Éticos sobrecarga a los docentes con el doble de alumnos
«Con más de 260 estudiantes y 12 grupos por profesor se multiplica la burocracia y se reduce la atención»

En la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), lo habitual es que un profesor para cumplir las 20 horas lectivas semanales -su jornada laboral es de 37,5 horas a la semana- imparta clase a una media de entre 100 y 150 alumnos divididos en unos seis grupos. Sin embargo, la Assemblea del Professorat de Filosofia del País Valencià (Apfpv), critica que este curso que ahora concluye «en todos los institutos públicos de la Comunitat Valenciana sin excepción», los docentes de Filosofía que imparten la asignatura de Valores Éticos se han visto obligados a atender «a una media de 12 grupos con entre 260 y 300, e incluso hasta 391 alumnos en algún caso», asegura Ángel Vallejo, portavoz de la Apfpv.

«Con más de 260 alumnos y 12 grupos de niveles diferenciados de media por profesor, se multiplican las tareas burocráticas a la par que se reduce la atención educativa», alerta Vallejo. «Para impartir una educación de calidad lo ideal sería conocer el nombre y apellidos de todo el alumnado -prosigue-, mantener comunicación fluida con los padres y madres de cada cual, y atender y evaluarlo con la profesionalidad que se merece». «Calculen si es posible hacer todo esto de un modo óptimo sin volverse loco y sin empeorar la docencia tanto en Valores Éticos como en cualquier otra asignatura que imparta el profesorado de Filosofía», se pregunta.

Dos horas de clase menos
En la raíz de esta sobrecarga está la reducción del horario de las asignaturas de Valores Éticos y la Religión en ESO que ha decretado el Consell del Botànic este curso, pasando de dos horas semanales a una en 1.º y 2.º curso.

La Conselleria de Educación, para introducir la asignatura de Competencia Comunicativa Oral (CCO) en inglés en la ESO ha recortado dos horas semanales del tándem que forman Religión o Valores Éticos. Antes se daban dos horas semanales en primero y en segundo curso, y una hora tanto en tercero como en cuarto. Ahora solo se imparte una hora semanal por curso en toda la etapa.

El profesorado de Religión ha visto compensado con creces esa pérdida de dos horas semanales en la ESO al ganar cuatro horas a la semana de clase en 2.º de Bachillerato por orden del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunitat Valenciana. En sendas sentencias el alto tribunal ha estimado parcialmente los contenciosos planteados por la Asociación Profesional de Profesores de Religión de Centros Estatales (Apprece) y el Arzobispado de València contra el decreto de currículo de ESO y Bachillerato.

Por orden del TSJ
Los magistrados no han devuelto las dos horas recortadas en ESO, pero si han obligado a la conselleria a impartir por primera vez en la historia Religión en 2.º de Bachillerato.

La Ley Orgánica de Mejora de la Educación (Lomce) del PP no derogada por el Gobierno socialista, otorga a la asignatura de Religión carácter evaluable y fija que su nota se incorpore al expediente académico en igualdad de condiciones que el resto de materias.

Más matrícula en Religión
En el curso 2015-16, cuando la Lomce se implantó en Bachillerato, la matrícula en Religión en la Comunitat creció un 42 %, multiplicándose por 20 el número de alumnos al pasar a contar la nota.

Este curso, según Vallejo, al impartirse también en 2.º de Bachillerato se ha vuelto a disparar la matrícula en Religión al «atraer a miles de alumnos al refugio dominical del sobresaliente garantizado en el curso más duro de todos, donde son necesarias buenas notas para acceder a la Universidad, compensando así la pérdida de alumnado en la ESO». Mientras, asegura el portavoz de la Apfpv, el recorte de horas de Valores Éticos «ha reducido la plantilla del profesorado de Filosofía en un tercio mediante la no contratación de interinos».

Educación «No consta ninguna queja concreta»

La Conselleria de Educación niega la sobrecarga de trabajo que denuncia el profesorado de Filosofía. «Ni en la dirección general de Política Educativa ni tampoco en la de Personal Docente consta ninguna queja concreta», aseguran desde el departamento del conseller Marzà. «El profesorado hace el mismo número de horas lectivas que cualquier otro docente, y la ratio alumno/clase es la misma que en otras materias», subrayan. «Si el departamento de Filosofía reparte equitativamente las horas, la supuesta carga de grupos es menor», concluyen.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...