Luca Toni y «lo caro que sale ser católico en Alemania»

La justicia alemana condenó a Luca Toni a pagar 1,7 millones por un impuesto al culto que había evadido, pero el delantero italiano ha demostrado que la culpa fue de su asesor fiscal

«Si hubiese sabido lo caro que sale ser católico en Alemania, hubiera dejado inmeditamente la Iglesia». Son palabras de Luca Toni en el juicio contra el asesor fiscal que el delantero italiano contrató durante su etapa en el Bayern de Múnich.

La justicia germana reclamó a Luca Toni el pago de 1,7 millones de euros al fisco en concepto de un ‘impuesto al culto’ que el futbolista obvió durante su periplo en la Bundesliga. Este impuesto se aplica en Alemania a los contribuyentes que practican un culto religioso. Posteriormente, ese tributo se transfiere a la congregación correspondiente.

Luca Toni argumentó que toda la responsabilidad era del asesor fiscal que tenía contratado, ya que él no hablaba alemán ni tenía constancia alguna de ese impuesto.

Ahora, la justicia alemana ha dictaminado que el asesor fiscal deberá abonar a Luca Toni 1,25 millones en concepto de daños y perjuicios, por lo que el veterano futbolista transalpino, de 38 años de edad y que colgará las botas al final de la presente temporada, ‘solo’ tendrá que pagar 450.000 euros.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...