Los obispos piden a los diputados que voten ‘en conciencia y en coherencia’ la reforma del aborto

Los obispos no negociaron la reforma del aborto con el PP

Solicitan que el Tribunal Constitucional se pronuncie ‘de una vez’ sobre el aborto

‘La Iglesia no negocia el derecho a la vida con nadie’, recalcan

A los obispos españoles no les gusta la reformita que el PP va a introducir en la ley sobre el aborto, niegan que hayan negociado con el Gobierno sobre el tema, piden a los políticos que voten «en conciencia y coherencia», al tiempo que solicitan al Tribunal Constitucional que se pronuncie «de una vez» sobre el asunto.

«No ha cambiado un ápice la postura de la Iglesia sobre el aborto. No se puede legitimar la muerte de un inocente y, por lo tanto, la vida humana es inviolable», aseguraba esta mañana, en rueda de prensa, el secretario general del episcopado, José María Gil Tamayo. Y con tono preocupado y solemne añadía: «Esto es innegociable no sólo desde el punto de vista religioso, sino también desde la perspectiva de humanidad y respeto a la vida».

De ahí que Gil Tamayo negase taxativamente cualquier negociación con el Gobierno sobre ese tema: «La Iglesia no negocia el derecho a la vida con nadie. Es algo innegociable con este Gobierno y cualquier otro que venga».

En ese sentido, el portavoz de los obispos pedía, incluso, a los diputados de todos los partidos, incluidos los del PP, que «voten en conciencia y en coherencia» la próxima reforma anunciada de la ley del aborto. Sin que ese llamamiento pueda interpretarse, a su juicio, como «intromisión política por parte de la Iglesia».

Hartos de esta dinámica política de ajustes y reajustes en la sucesivas leyes del aborto, a los obispos les sigue «sorprendiendo la tardanza del pronunciamiento del Tribunal Constitucional sobre el tema». Y, como «los retrasos no favorecen a la Justicia», Gil Tamayo, en nombre del episcopado, pide formalmente al Alto Tribunal «que se pronuncie al respecto de una vez por todas».

Al mismo tiempo, solicita a los gobernantes «una mayor protección de la mujer con políticas que ayuden a la maternidad», porque sólo así se podrá «erradicar de la sociedad el recurso al aborto».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...