Los obispos difieren sobre la hostilidad con el PSOE

El ala moderada quiere rebajar la crítica a las leyes sociales

Los obispos españoles serán beligerantes con el Gobierno en su comunicado "ante los comicios del 9 de marzo" que hoy harán público para orientar el voto de los católicos. No obstante, se muestran divididos sobre la contundencia y el tono adecuados para describir su lista de reproches al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero sin mostrarse al mismo tiempo como incondicionales del PP.
Los prelados de la línea más moderada, encabezados por el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, una mayoría de titulares de diócesis catalanas y de la de Sevilla, Carlos Amigo, son partidarios de rebajar el clima de confrontación con el Gobierno, avivado por la concentración del 30 de diciembre. El borrador debatido por los prelados desde el martes en la comisión permanente comienza animando a los fieles a votar "en conciencia y responsabilidad" y evita toda referencia a un partido político concreto.
El "respeto a la vida" en todas sus fases, la defensa de la familia y el matrimonio fundado en "la unión entre un hombre y una mujer", la reivindicación del derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos y la condena del terrorismo, son los argumentos que el Episcopado aportará al debate electoral.

CRÍTICA A LAS LEYES
Cualquiera que sea el tono final, el documento mantendrá la tradicional oposición de la Iglesia a la eutanasia y al aborto, cuya regulación ha sido mantenida por el Gobierno del PSOE, a pesar de se había comprometido a promulgar una ley de plazos en su programa electoral del 2004.
Pero, según fuentes episcopales, el texto destacará entre los "criterios" que ofrecerá a los católicos para orientar su voto la oposición de la Iglesia a las reformas legislativas sociales llevadas a cabo por el Ejecutivo de Zapatero, que han validado el matrimonio homosexual, autorizado la clonación terapéutica, favorecido el divorcio exprés, negado a la Religión el mismo valor académico que al resto de las asignaturas, e introducido la de Educación para la Ciudadanía, con la que consideran que el Estado "se arroga un papel educador moral que no le es propio".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...