Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Los musulmanes piden flexibilidad horaria ante un Ramadán canicular

Preocupación en Lleida porque la festividad coincide con la temporada de recogida de fruta Las entidades islámicas piden a los trabajadores no forzar el ayuno que empieza mañana o pasado

Si ya es duro trabajar en el campo o la construcción al aire libre en pleno agosto, todavía lo es más sin comer ni beber desde que sale el sol hasta que se pone. Esto es lo que va a suceder a partir de mañana o el jueves cuando los musulmanes que así lo decidan –son más de 200.000 en Catalunya– inicien el ayuno voluntario, el Ramadán, de acuerdo con lo que les dicta su religión. Por ello, las entidades religiosas que agrupan a estos fieles piden que empresarios y trabajadores apliquen la flexibilidad horaria y el sentido común.

No serà fàcil. La situación ha puesto en alerta especialmente a los empresarios del sector de la fruta en Lleida, porque el Ramadán coincidirá con el inicio de la recogida de la pera blanquilla y de parte de la cosecha de melocotones. Como indica Josep Cabré, de Unió de Pagesos (UP), los horarios los marca la maduración de la fruta. La jornada empieza a las siete y media de la mañana, y a las nueve el calor ya aprieta.

MusulmanTrabajo

RESPONSABILIDADES De los 1.500 trabajadores que contrata la Asociación de Empresarios Agrarios de Lleida, casi la mitad son musulmanes y han expresado mayoritariamente su intención de ser fieles al ayuno. La asociación ha organizado cursos insistiendo en la necesidad de beber agua. El presidente de los empresarios, Pere Roqué, se lamenta: «Ya nos cuesta vender nuestra fruta y no queremos acumular más problemas. Entendemos que la responsabilidad es suya si les pasa algo».

CONTRATAR A OTROS El sindicato Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya (JARC) ha tomado una decisión drástica: contratar prioritariamente a temporeros que no profesen la religión islámica. «Al principio nos planteamos que los musulmanes se comprometieran por escrito a responsabilizarse de lo que les ocurra, pero tras una consulta legal vimos que la responsabilidad es siempre del empresario», explica el presidente de JARC, Josep Maria Jové. Comisiones Obreras criticó las intenciones de JARC por abusivas e ilegales.

El sector de la construcción también ha tomado decisiones. El presidente del gremio de constructores de obras de Barcelona, Néstor Turró, ha recomendado que los trabajadores musulmanes puedan hacer coincidir sus vacaciones con el Ramadán. Turró ve casi imposible cambiar horarios porque en las obras se trabaja en grupo.

A la vista está que la flexibilidad es una excepción. Por tanto, es bueno subrayar lo que afirma el presidente del Consell Islàmic, Mohamed Halhoul: cada musulmán debe decidir «sus capacidades físicas y saber hasta dónde llega», y cuando no puede más está exento de seguir con el ayuno y, puede, al menos, beber.

Archivos de imagen relacionados

  • MusulmanTrabajo

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Argentina. CAEL presentó en el Congreso su proyecto para cambiar el feriado católico del 8/12 por uno laico el 10/12

La Coalición Argentina por un Estado Laico ingresó formalmente al Congreso de la Nación un anteproyecto de ley para que el 8…
Total
0
Share