Los musulmanes españoles viven la democracia como un obstáculo

El 78,7% de los musulmanes que viven en España se siente "aceptado", al 70% le cuesta vivir en democracia y el 71,3% no aceptaría que un hijo suyo se casara con alguien de otra religión, según la primera encuesta realizada entre el colectivo musulmán. La investigación se ha realizado por encargo de la revista de la congregación de los Sagrados Corazones, 21rs. En España viven un millón de personas de esa religión.

El 78% de los españoles cree que los musulmanes son intolerantes, un juicio que se acrecienta entre el clero católico, que califica al islam como una religión "fanática, fundamentalista y machista". Son datos de la tradicional islamofobia que se vive en España, según encuestas entre personas de religión cristiana. Pero, ¿qué piensan y cómo se sienten los españoles musulmanes o los inmigrantes de esa confesión? La congregación de los Sagrados Corazones, editora de la revista 21rs, encargó a la agencia Tais Comunicación este estudio tras la crisis por el polémico discurso del Papa en la Universidad de Ratisbona (Alemania). Ayer lo presentó el director de la investigación, el profesor Luis Fernando Vilchez, de la Universidad Complutense de Madrid.

La integración de los musulmanes no está exenta de dificultades: el 38,7% de los encuestados se siente "totalmente aceptado", el 50% dice sentirse "aceptado sólo en parte" y 1 de cada 10 se siente "bastante rechazado". Por sexos, las musulmanas se sienten un poco menos aceptadas que los hombres, aunque la franja de las más jóvenes y las que tienen un mayor nivel de estudios son las que se sienten más aceptadas.

Los estilos de vida occidentales no constituyen un hábitat "cómodo" para los encuestados. Sobre la democracia, casi dos tercios (61,7%) cree que islam y democracia son "compatibles, pero a costa, a veces, de problemas personales". Algo menos de un tercio (28,7%) considera que son "totalmente compatibles" sin problemas personales añadidos, mientras un 9% opina que son "poco compatibles".

Sobre la conversión

También en esta respuesta son los más mayores los que ven más dificultades para compatibilizar su fe con la democracia, mientras los más jóvenes y los que tienen más estudios lo consideran mucho menos problemático.

Sobre la conversión al islam, "la asimetría a esta pregunta de ida y vuelta es reveladora", según el análisis de 21rs: la mayoría de los encuestados (58,3%) considera "normal" que un cristiano pueda convertirse a la religión musulmana, frente a un porcentaje alto, pero notablemente inferior (41,3%), que no lo ve "normal". En cambio, casi cuatro de cada cinco consultados (77,3%) no vería normal que un musulmán se convierta al cristianismo y sólo uno de cada cinco (22,7%) lo aceptaría.

A la pregunta de ¿con quién se casarán sus hijos?, los encuestados responden en su mayoría (el 71,3%) que "no dejaría a un hijo o hija casarse con una persona no musulmana", frente al 28,3% que sí lo permitiría.

A juicio del profesor Vilchez, "a mayor nivel de estudios corresponde mayor nivel de tolerancia, comprensión, cierto despegue de determinados usos culturales y, en una palabra, mayor integración en la sociedad española con todas las consecuencias".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...